domingo, enero 06, 2008

Mérida, España...


Se jacta –y con razón- de ser la “Muy noble, antigua y leal ciudad de Mérida”. Los fabuladores de la vida humana, quienes se hacen llamar historiadores, afirman que fue fundada 25 años antes de la era cristiana con el nombre de Emerita Augusta. Vale la pena explicar que emeritus significa en latín "retirado", y generalmente se empleaba en referencia a los guerreros honorables ya jubilados. En este caso especifico los soldados eméritos venían de dos legiones veteranas de las Guerras Cántabras: Legio V Alaudae y Legio X Gemina.
Los misterios de la evolución lingüística hizo que se convirtiera en Mérida. El esplendor que alcanzó la localidad aún se patenta en las obras que los romanos erigieron en sus espacios: teatro, anfiteatro, circo, templos, puentes y acueductos. Por siglos –y hasta que se desploma el Imperio Romano- Mérida fue un centro de primer orden en lo jurídico, militar, económico, cultural y social; llegando Ausonio a colocarla en el noveno lugar de las ciudades más destacadas del Imperio, llegando a estar por delante de Atenas.
Los vericuetos de su historia serían inabordables de manera breve. Los perfumes de ese mal llamado secreto secular de la cultura se abotonan al pellejo de quien la camina ahora en el siglo XXI. La mente salta encabritada ante la cifra aportada por Navarro del Castillo, quien afirma que a Las Indias salieron doscientas diez personas a colocar su ladrillo en la construcción de esa obra a veces no bien entendida del encuentro de la vieja Europa con la moza América. Destacaron, entre muchos otros, los capitanes Juan Rodríguez Suárez, que el 9 de octubre de 1558 funda la Mérida venezolana; así como Garci González de Silva, hoy enterrado en la Catedral de Caracas.
Mérida, se pronuncia y entiende al compás de sus milenarias paredes que albergan desgarbadas cigüeñas que bien pudieran haber portado noticias o esperanzas de gladiadores o conquistadores. Son calles a veces anónimas o descolocadas, mozas que rezan ante una virgen que ni a ella misma se ampara, gabanes que amparan del frío extremeño, sonrisas que ruedan entre las vitrinas de un pasillo, o el plante de un muchacho robusto que patea un balón para que siga rodando la vida…

















































































































































































































6 comentarios:

Anónimo dijo...

Maestro ud es algo increible con sus lentes,,,, que Dios le siga dando esa sabiduria e inteligencia, y sea agradecido con las personas que le han dando la mano en sus tiempos malos.....

Anónimo dijo...

Sin palabras las fotos de las 2 Méridas... Hermosos paisajes llenos de historia y belleza que cautiva. Con seguridad será un éxito el proyecto España!
Besos para usted y el príncipe.

Anónimo dijo...

Caramba! Caramba!! Chico una más buena que la otra....es que cada vez es mejor, sin que las otras no dejen de ser buenas. Y por lo del recuento historico. Gracias mil por la información dada.
¡Que lo disfrute y lo haga grande como ser humano!

Soledad

..**Sidra**.. dijo...

Wow...

Me meto en tus fotos y casi siento el estar ahí, cone se friito que se cuela.

Un beso maestro, cargadito de mucho sentir. Suerte por la madre patria!

Monica

Isamar dijo...

Buenos días tío favorito! Que hermosas imágenes de España capturaste con tu cámara. Se puede sentir el frío y tanto en Mérida como en Trujillo se palpa la historia que contienen sus calles y paisajes.
No olvides, que pese a todo eres y serás mi único tío y favorito además...
Te mando muchos besos y te pido mil perdones mis metidas de pata.

Tu sobrina: Isamar Leal González

Anónimo dijo...

No solo son hermosas las imagenes que proyecta en sus fotos,

Son la viva esencia de quien las realiza , Tu estas alli proyectado en cuerpo y alma