miércoles, julio 17, 2019

ALÁBATE POLLO

                El pasado 12 de julio Esteban Urreiztieta publicó en el diario El Mundo, España, una larga entrevista a Hugo "El Pollo" Carvajal, a quien muchos ahora consideran un aliado por su "posición frontal" contra la dictadura de Maduro. A este último, en el citado trabajo periodístico, se le tilda como el mayor corrupto de la historia de Latinoamérica. Por los vientos que soplan últimamente, de hermandad y unidad contra don Nicolás, no es de extrañar que pronto sea propuesto como Honorable Patrón de la Honestidad Nacional, y quien sabe si hasta como presidente de la comisión opositora que acude a los diálogos de Barbados. ¿Qué es lo que no se ha visto en Venezuela?
                Las llamadas "lavadas de cara" que los expertos en relaciones públicas llaman "limpieza de reputación" o "control de daños" para luego llevar a cabo un "reposicionamiento de imagen", suele ser una muy costosa operación para terminar generando una nueva matriz de opinión en torno a determinados personajes. Estoy hablando de unos ciento cincuenta mil dólares mensuales. Y si algo necesita el honorable Hugo Armando Carvajal no son precisamente billetes verdes.
                Por supuesto que el entrevistador fue manejado a su antojo por el ahora militar retirado, es suficiente leer la extensa nota para hacerse varias preguntas, pero que con solo dos de ellas podría desmontarse gran parte del martirologio al que ahora se supone está sometido. Nuestro querubín en cuestión debiera decirnos, por ejemplo, sobre su protección amplia y generosa el mentado Cartel de Los Soles. También sería bueno que explicara quién fue el primer contacto con la guerrilla colombiana por parte del difunto comandante eterno.
                Es bueno decir que muchos "informadísimos" han siempre aseverado, con gesto de profunda sapiencia, que, el no menos distinguido, Ramón Emilio Rodríguez Chacín fue el enlace pionero con los irregulares colombianos. En el mundo militar muchos ríen cuando oyen decir eso, y aseguran que esa versión fue puesta a rodar por don Pollo para distraer, ya que fue él mismo quien desempeñó dicho papel desde el comienzo rojo. Y cuando explican ello hacen enfocar en el secuestro de Richard Boulton, y quién fue el gran operador que condujo las negociaciones con los captores del empresario.
                En cuanto al emporio militar del narcotráfico, o Cartel de los Soles, se asegura que nació bajo la égida del general de la Guardia Nacional Alexis Maneiro Gómez cuando estaba en Puerto la Cruz como jefe del CORE 7. Abordar ese hecho le terminó costando la vida al periodista y concejal Mauro Marcano, asesinado en Maturín, estado Monagas el 1 de septiembre del año 2004.  Marcano en su columna Sin Bozal, diario El Oriental del 28 de julio de ese año exhortaba a Maneiro, a explicar por qué en un enfrentamiento en Bejuma, entre funcionarios policiales e integrantes del cartel La Guajira, se le había decomisado a los narcotraficantes identificación de inteligencia de la Guardia Nacional, firmados por él.
                Y esa cofradía de serafines fue ampliamente protegida por el señor Pío Pío. Como bien ha de suponerse de eso, como de los nexos con la guerrilla del vecino país, no se habló en las páginas del medio hispano.   El dicho señor se presentó como un adalid de la lucha contra la  barbarie roja, no ha habido en la historia patria otro más desprendido que él, ¡Bolívar apártate que eres una oruga al lado de semejante prócer!, ni uno más aguerrido en la defensa de la honorabilidad de las fuerzas armadas ante la invasión cubana.  
                Gabriel García Márquez es usado como bastón recurrente para ejemplificar los vínculos entre literatura y periodismo, y se suele terminar confundiendo las pestañas con ciertos apéndices pilosos. Se mezcla ficción con crónica para subordinarlo a los intereses de cualquier bicharraco malintencionado que sabe entregar los cheques para que le laven la cara. El periodista español sirve de tonto útil a un jenízaro que ahora muchos ensalzan. Al ritmo que vamos, que no puede ser otro que de conga cubana, pronto tendremos que aclamar las negociaciones con el combo rojo. 
                Cuanta falta hace la dignidad que en su momento tuvo la Junta Patriótica frente a Pérez Jiménez, de ser por los notables de hoy en día Santos Yorme debió haber ido a perseguir en una motoneta por las playas de La Orchila a la Pampanini, para luego conversar con Marcos Evangelista su embarque en La Vaca Sagrada. Nunca debió Fabricio Ojeda orquestar las acciones de calle que terminaron minando al gobierno de El Tarugo, más bien tenía que haberse ido al Círculo Militar a beberse unas cuantas botella de champagne con Pedro Estrada.
                Lo más triste de todo esto no es que haya una sarta de carajos que pretenden colocarnos a todo el país un inmenso bozal para que  digamos y hagamos lo que a ellos les salga de sus reaños; sino una vasta congregación de alcahuetas, muchos de ellos preñados de buena intención, que nos exigen acatamiento bovino a semejantes barbaridades.  ¿No van a estar felices y tranquilazos El Pollo, Maduro, Diosdado, Luisa Ortega y toda esa gavilla de alimañas?

© Alfredo Cedeño

miércoles, julio 10, 2019

SANTA MICHELLE DE SANTIAGO


                Ante el informe políticamente correcto de la doña austral ahora sobran los corifeos y plañideras, de uno y otro sexo, porque el ejercicio laudatorio ha resultado unisex, que nos tildan de lo que sea a quienes hemos alertado sobre la alcahuetería de la doña en cuestión para con los gobiernos de sus afectos.  Con ella está ocurriendo lo mismo que con la ahora "procera" Luisa Ortega Díaz, o como fue en su momento con Eladio Aponte Aponte, y paremos de contar.
                Bien dicen que una imagen dice más que mil palabras y no puedo evitar ver las imágenes de la ex presidenta chilena al lado del yernísimo Arreaza o del propio Maduro, y comparar su gesto adusto, de situación comprometida cuando se le ve al lado del presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó. Ni hablar de la foto en la que aparece al lado del "poeta" Tarek William Saab, Pero es que la gestual de la doctora es de vieja data. Por ejemplo, recuerdo su foto carialegre al lado del, me imagino que para no ofender a los puristas de la información debo llamar honorable, presidente boliviano Evo Morales en el año 2008; o con Rafael Correa en el 2015 durante su visita a Ecuador. Las especulaciones podrían hacerse infinitas, y que el país siga esperando por la pureza.
                Definitivamente vivimos en un país bizarro donde la realidad es una y el escenario político, el de lo correcto y de actitudes de manual, es otro. Estamos en un escenario de ayatolás laicos y nuevos notables emperifollados de generales en función. Llegamos al punto en que toda disensión es despachada con gestos destemplados y se nos exige una sumisión de chihuaha amaestrado ante los maromeros de turno.  Hacen lo indecible, como magistralmente lo hicieron antes de la llegada de la peste roja, personificada en Chávez y reconfirmada en Maduro, por pervertir todo la discusión política y el accionar cívico en un país cada vez más destruido.  En mala hora se le ocurra a alguien pedir, que no digo exigir, transparencia y contundencia ante la barbarie que padece Venezuela.
                ¿Miguel Henrique Otero, Felipe González y Vargas Llosa, por nombrar a tres, serán acusados de qué? Porque ellos fueron unos de los tantos que han exigido a la ilustre y correcta viajera mayor contundencia en su accionar frente a la dictadura venezolana. Los devotos de la neo patrona de la equidad agitan sus corazones enfebrecidos y baten palmas para desagraviarla; mientras en los calabozos de Boleíta y Plaza Venezuela se mantienen las prácticas de las que no se habla sino con algunos eufemismos que dicta la corrección. Hablar de los desmanes que ocurren en todos los rincones del país no se debe hacer, poco importa que Rufo Chacón Parada haya perdido sus dos ojos gracias a la loable labor de la ilustre policía del estado Táchira.
                Me imagino que en breve aparecerán anuncios de ofertas para acudir en peregrinación a Santiago de Chile para rendir adoración a la cuna de la muy correcta y siempre atildada señora Bachellet. Supongo que las giras incluirán una visita a los calabozos de Villa Grimaldi donde estuvo detenida.  Es que el martirologio también debe ser correcto, quien sabe si en Barbados le prendan velas y rueguen por su divina intercesión.  

© Alfredo Cedeño

miércoles, julio 03, 2019

LISTOS PARA EL PRÓXIMO


                Un gobierno necrótico nada puede generar ya que su esencia es la degeneración de cuanto le rodea, por ello se ocuparon de devastar todas las células que conformaban el tejido democrático que gozábamos.  Y ello nunca lo ocultaron, desde que irrumpieron cual manada hambrienta en la escena nacional fue a fuego y sangre. Los daños causados y los asesinados el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992 bien lo demostraron.  La rabiosa forma de ejercer el poder ha sido con un patente rito mortal que se ha cebado sobre toda Venezuela.
                La sociedad entera ha estado sometida al sadismo de un grupo cínico que presume de civismo revolucionario, las cifras de muertos a manos del hampa y los cuerpos policiales, que han terminado por fundirse en una sola cosa que se expresa por excelencia en los "colectivos", son escalofriantes. Particular saña han demostrado contra periodistas, estudiantes, policías y militares. Extensa y dolorosa es la lista de muchachos, niños a veces, que han sido asesinados de manera brutal cuando salieron a manifestarse contra este gobiernucho.  Jesús Mohamed Espinoza Capote, Bassil Da Costa, Roberto Redman, Génesis Carmona, Geraldine Moreno, Diego Arellano, Adriana Urquiola, son algunos de los nombres de la muchachada asesinada sin rubores algunos.
                 El gremio periodístico ha pagado una cuota no pequeña precisamente, y ello desde el mismo comienzo de las andanzas de esta horda altisonante. EL 27 de noviembre de 1992 el recordado gordo Virgilio Fernández, quien entonces laboraba en El Universal, fue alcanzado con un tiro de FAL mientras transitaba por la base aérea La Carlota en el este caraqueño.  ¿Cómo no mencionar a Jorge Tortoza del diario 2001 asesinado de un tiro en la cabeza el 11 de abril del 2002 en las cercanías del palacio de Miraflores? Otro Jorge, Aguirre, reportero gráfico de Últimas Noticias, fue ejecutado en la vía pública por un agente policial luego de cubrir una manifestación estudiantil. Mauro Marcano Ramos, quien conducía el programa radial "De Frente con el Pueblo" fue asesinado en Maturín, estado Monagas. Orel Sambrano, quien había denunciado la participación de la policía de Carabobo en el narcotráfico, cayó cosido a balazos en Valencia, estado Carabobo.  Y debo especificar que estoy nombrando algunos que recuerdo meramente, porque son varios más.
                El sector policial y militar no ha sido dejado de lado en el desguace que hemos vivido. Otoniel y Rolando Guevara, Iván Simonovis, Lázaro Forero, los ex miembros de la Policía Metropolitana de Caracas Marco Hurtado, Héctor Rovaín, Arube Pérez, Luis Molina y Erasmo Bolívar, entre muchos otros,  han sufrido detenciones arbitrarias sin ningún fundamento legal.  De un tiempo a esta parte las arremetidas son sanguinarias y el más claro ejemplo de ello es Oscar Pérez que fue ejecutado a plena luz del día en la carretera de El Junquito. Las detenciones y torturas a militares ha sido también manifiesta. El caso del capitán Juan Carlos Caguaripano es uno de los más representativos, y los límites cada vez son menores para estas hienas. La tortura salvaje al capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, hasta provocarle la muerte resulta espeluznante.
                El cinismo de Maduro y su grupo es cada vez mayor, el compadrazgo que otorga la solidaridad ideológica de ciertos funcionarios internacionales de alto perfil cada vez le dan más impunidad. A fin de cuentas la inmunidad se la dan chinos, cubanos y rusos. El país, el continente y el mundo vieron la cacareada visita de Michelle Bachelet a la pesadilla de país que somos. Como era de esperarse, muchos esperaban una respuesta más enérgica de la mentada señora. Todos vieron sus lágrimas de caimana "conmovida" por los testimonios de los familiares de los torturados. El coro de honorables caballeros que saltaron a defender la pureza virginal de la ex mandataria chilena es de categoría polifónica. Hubo de todo y para todos los gustos, en particular para los de una cierta casta dirigente alcahueta. Los golpes de pecho resonaron mientras se exigía un respeto que ni a la Coordinadora Democrática y la MUD en sus buenos tiempos. 
                Miguel Henrique Otero, días atrás en este mismo diario, haciendo honor a su apellido, llamó las cosas por su nombre en relación a doña Michelle.  Felipe González y Vargas Llosa también han reclamado mayor contundencia a las gestiones de la señora austral. Miguel Bosé, meses atrás, con el desparpajo y libertad propia de los artistas le exigió que moviera las nalgas; por supuesto que casi exigen que fuera crucificado en La Alameda de Santiago de Chile por osar dirigirse de esa inapropiada manera a tan ilustre dama.
                Por lo pronto Maduro, Cabello, Flores, Rodríguez, Padrino y demás sabandijas del equipo oficial deben estar decidiendo a quién  escogerán para llevar a cabo su próxima ejecución, a fin de cuentas ellos saben que no habrá consecuencia alguna por la cual preocuparse. La ideología sigue siendo la mejor celestina de estos días, ya Uruguay lo demostró de manera diáfana ante la asamblea de la Organización de Estados Americanos. Acabar con un país es un gusto que ya Fidel se dio y demostró que se puede hacer impunemente, ¿por qué no se lo pueden dar ellos también?

© Alfredo Cedeño