viernes, febrero 06, 2015

AZUL Y ROJO

Sangre y cielo
rubor en racimo
trenzas de palma
luz desamarrada
voz desparramada
canción sin compás
cielo y sangre…


© Alfredo Cedeño 

miércoles, febrero 04, 2015

SECA

Pinceladas marchitas de sombras agudas
y una letanía de olvidos
recorren Caracas desempolvando aromas,
perfume de papelón y anís para mis estudiantes
dando la cara sin miedos y con hermosura
ante la injuria sangrienta que nos mangonea,
textura de perdida lozanía
donde los recuerdos se balancean firmes
y un manto poco conforme nos recubre el paso.

© Alfredo Cedeño 

sábado, enero 31, 2015

ENCRUCIJADA

Entre izquierdas y derechas
el ciudadano juega a decidir
y su fe se tambalea inerte
ante la pequeñez dirigente,
aparente dilema maniqueo
el cual aseguran evitar
y donde arriba impávida
la habitual recua de inútiles,
saetas de humo perdidas
y basta encrucijada secular
donde los héroes son un nombre
que flota inerme, inerte, inválido.


© Alfredo Cedeño

viernes, enero 23, 2015

BUFANDA

Cuando la piqueta
alcance la cima
y las nubes
se pongan trementina,
los colores
cierren sus dolores
y el cielo olvide
cómo se puso cianótico,
una bufanda gris
abrigará las gargantas.


© Alfredo Cedeño 

miércoles, enero 21, 2015

AUTOPISTA

Manso remanso de camino sin rumbos
mar invertido con espuma deshilachada
y rojas barreras decorativas de inutilidad proverbial,
fracasos disfrazados con verbo lapidario
y un destino que se corta en la mirada
mientras los barrancos esperan al imprudente…

© Alfredo Cedeño 

domingo, enero 18, 2015

REJA

Inútil cerca de lanzas en ristre
donde la mañana se desborda,
altisonante baranda malograda
de empeño vacuo para sujetarnos,
aurora libre con tintes triunfales
en los que un reflejo derrite tormentas.


© Alfredo Cedeño

viernes, enero 16, 2015

ESPIGAS

Una lluvia de jinetes desembozados cruzó el cielo
y fue remendando medias de ancianas enlutadas.
El cielo sacudió el desamparo de sus cobijas
con el aspaviento de una gaviota revolcada.
Las alas erizadas de una espiga desplomándose
abren las rejas a un asno de bigote hirsuto.
Los destellos de un rosario de granos de anís
saltan con aroma de siempreviva enhebrada.


© Alfredo Cedeño