sábado, marzo 15, 2008

LONDRES

Como ocurre con toda capital que se respete, la inglesa no es la excepción. ¿Cuándo empezó, cómo, quienes, por qué? Sólo Dios, y quien sabe si la reina, lo sabe. Al comienzo fueron los celtas quienes empezaron a orillas del río Támesis a armarla, hasta que los romanos, que andaban como los buhoneros caraqueños, buscando a ver qué se apropian para luego ofrecérselo a quien pasa, la bautizaron Londinium.

Después que la fortificaron, en el siglo V agarraron sus petates y se marcharon dejando que la ciudad agarrara sus propios aires. Fue así como piedra a piedra, hecho a hecho, calle a calle, se fue conformando esta maravilla que se anda una y mil veces, donde siempre se termina extasiado.

Escenas de hombres que se disfrazan para retar a la muy flemática policía británica, gente que ejerce su ciudadanía proclamando la solidaridad con pueblos lejanos, señoras que se reclinan a pastorear sus reflexiones por encima de Trafalgar Square, guardias que acuden con sus anchos y muy peludos gorros a desafiar el frío y entonar melodías a las puertas de Buckigham Palace, buzones que reciben las cartas que nunca llegarán, aviones que no dejan de escudriñar el cielo que a veces puede ser espléndido al quitarse su eterno capote gris y deslumbrar a todo el que pasa.

Londres, crisol de gente y costumbres donde el tiempo se queda suspendido al borde de la torre del Big Ben, que deja caer campanadas con las impertinencias que sólo las damas hermosas saben portar para que todos se las celebremos.







































































































































































































































6 comentarios:

Anónimo dijo...

oooooooooooh la la !!!!!!!!!!!! que bonito, limpio y sencillo el contraste de sus fotos....
Una vez más ¡Gracias!!

soledad

Anónimo dijo...

Bellas fotos y hermosos recuerdos de una ciudad siempre en movimiento... Gracias por llevarme de nuevo allí con su lente.

Anónimo dijo...

Sus fotos!!!!! Su prosa !!! MARAVILLOSAS. Pero, esta vez el último párrafo termina con una frase ..."para que todos se las celebremos" me suena a lugar común. No para este texto.Yo asumo terminarlo ..."que solo las damas saben portar". le adoro !!! de una DAMA HERMOSA

Anónimo dijo...

Como ya es costumbre, revisar este espléndido blog,
Donde escudriñamos, observamos imagenes que nos llevan por esos hermosos lugares

Donde va el viajero, con su cámara acuesta y sus ganas de alagarnos con sus fotografías desde la lejanía

Esta oportunidad, quiero decirte amigo, que luego de ver un formidable concierto por LA PAZ SIN FRONTERA, te visualizo a ti, pasando de frontera a frontera, cruzando mares y océanos....sin distingo de razas , idiomas, clase social, vas llevando con tu lente imagenes preciosas

Y que si es posible ir y venir, cruzando fronteras en sana PAZ, atravesando mares y océanos llevando un mensaje de PAZ Y LIBERTAD

Anónimo dijo...

Pensé que nadie vería las muchas colillas de los últimos cigariilos que chupé con cierta fruición en esa esquina de Londres, claro...nadie lo sabía ni yo pero eran los últimos. Creo que guardaré esa foto para recordar ese día donde quedó parte de mi boca, de mi aliento, de mi.
Ch.

gatica dijo...

Amigo Alfredo: Me gusta la capacidad de fusión entre texto y las tomas, me sentí en Londres y me llevo la fotito del viejo, en el banco,con su Bici.
Abracito mas miles
gatica