viernes, agosto 03, 2007

ASTRÓNOMO

El curso intensivo y extensivo de astrofísica
lo comencé casi inadvertidamente,
recuerdo la lluvia de estrellas
que con prodigalidad de astrónomo bizco
me llenó la mirada y la memoria y las espaldas
ante la profusión de pescozadas que aquella fiera
me fue colocando veloz y feroz
por una inocente tocada de nalgas a su hermana.
Mejor no imaginar donde me hubiera llevado
si llega a saber lo que pasó aquellas noches
en que la cuñada me dejó abierta sus ventanas
y sus piernas para llegar al firmamento.

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: