miércoles, agosto 01, 2007

FÓRMULA

Se necesitan justo
tres parchitas maduras,
de esas que llaman
fruta de la pasión,
y dos mangos medianos
en su punto como cuarentonas,
jugosos como sus bocas
y tersos como sus pezones.

Se licuan primero aquellas
y se cuelan,
luego se agregan los otros
y media taza de miel,
después se sirve sorbo a sorbo
en el ombligo de la más deseada
y se bebe lentamente
hasta alcanzar el cielo.

© Alfredo Cedeño

6 comentarios:

Anónimo dijo...

woooaooo! lo máximo...intenso, sugerente.
Ch.

Anónimo dijo...

caramba, caramba, se me hiso agua la boca y sin querer queriendo me dió sed...

Soledad

Anónimo dijo...

Alfredo, qué ha pasado con tu Bandolero?.

Hacen falta esos poemas, para refrescar este blog.

Un fuerte abrazo!!!

Anónimo dijo...

Que rico probar y experimentar esa formula para llegar al cielo!!!!

m.......

Anónimo dijo...

Cuando me puedes preparar esa formula tan provocativa y delciosa...!!!!

Besito rico..........

mt

mica dijo...

La BEBENTINA es la FORMULA ideal, para comprender tanta belleza de sentir y crear, pero sobretodo de trasmitirlo de manera tan sublime...

marimari