jueves, mayo 06, 2010

RAFAEL CADENAS

Hay oportunidades en las que uno quisiera que la fotografía pudiera recoger los matices de algunas voces, que reprodujera el ambiente que algunos seres por demás especiales logran crear con su presencia de mansedumbre engañosa.
Rafael Cadenas con sus 80 años y su voz de vigores soterrados estuvo hoy 6 de mayo en la sala Charlie Chaplin de la Universidad de Los Andes en la capital de Trujillo.
Desgranó sus poemas que "no son fáciles de hacer, me cuestan muchísimo, porque no nací con esa facilidad de poder escribir..." Y su voz armó para los asistentes una fiesta de letras que fue armando en un pellizcar de sus tantos textos. "Derrota no fue escrito por mi, lo escribió un muchacho de 32 años, y si me preguntan diría que FRACASO es mejor poema".
Preguntas, reflexiones, poemas que actualmente está elaborando: "Para ser cocuyos ellos necesitan la noche". Y su discurso de solidaridad con las universidades. "Recientemente dije que a la Universidad Central hay que defenderla como sea, pero eso es extensivo a todas las universidades del país".
Al caer la noche rodeado de muchachos que lo asaeteaban a preguntas y a las que respondía sin parar, los asistentes desfilaron con luz en el andar. Uno de ellos, a la vuelta de una escalera, leía a sus acompañantes:
"Cuanto he tomado por victoria es sólo humo.
Fracaso, lenguaje del fondo, pista de otro espacio más exigente, difícil de entreleer es tu letra.
Cuando ponías tu marca en mi frente, jamás pensé en el mensaje que traías, más precioso que todos los triunfos.
Tu llameante rostro me ha perseguido y yo no supe era para salvarme.
Por mi bien me has relegado a los rincones, me negaste fáciles éxitos, me has quitado salidas
Era a mí a quien querías defender no otorgándome brillo..."




















2 comentarios:

Raisa Urribarrí dijo...

Me encanta la última foto, Alfredo. Ese pocotón de muchachos asediando a Rafael Cadenas como si fuera una estrella de rock. Hay futuro,quiere pensar uno... Un abrazo!

Margot Carrillo dijo...

Excelentes fotos y bella reseña. Hasta le sacaste una sonrisa!