domingo, marzo 05, 2017

MALANDROCRACIA

 
                Venezuela tuvo una época en la que los alumnos de bachillerato, en primer año, estudiaban una materia que llevaba el nombre de Educación Moral y Cívica; en el segundo año el nombre era Formación Social Moral y Cívica, asignatura que por economía del lenguaje, o pereza sicolingual, todos llamábamos Moral y Cívica.
                En dicha cátedra nos enseñaron las nociones de los principales sistemas de gobierno, tales como democracia, monarquía, parlamentario, y otros más que ahora mismo se me escurren del recuerdo. Esa clasificación era producto de la evaluación hecha sobre cómo se ejercía el poder político en diferentes países. Era así como se nos mostraba a guisa de ejemplo de monarquía el caso de Inglaterra; en el caso del presidencialismo parlamentario se apuntaba hacia Estados Unidos de Norteamérica; en el caso del unipartidismo se mencionaba, por aquellos días, a México ya que el PRI era una hegemonía inamovible; por supuesto que Pérez Jiménez era inevitable al momento de ejemplificar lo que era un gobierno dictatorial.
                No puedo ocultar que eran unas clases a las que detestábamos con pasión desbordada, acudíamos al aula con resignación y, en mi caso, siempre rogando que un meteorito atravesara el techo del salón y fulminara al aburrido profesor de turno. Me ha dado por pensar que en esas clases está una de las raíces de nuestros males, ya que lo que debía ser una fiesta de la civilidad en realidad era una loa al sadismo que ejercían unos profesores que no amaban lo que nos enseñaban y, en consecuencia, nos saturaban de su fastidio y aburrimiento, para luego torturarnos inmisericordes pretendiendo que cual Juan Germán Roscio redactáramos el acta de independencia.
Debe decirse que se nos transmitía cualquier cosa menos amor y respeto por los valores ciudadanos, no se nos iba convirtiendo en piedras sillares de la nacionalidad.  En realidad se nos enseñaba a detestar, por medio del hastío, el ejercicio político responsable. A la larga lo que se hacía era enaltecer la figura del caudillo, se nos enseñaba a esperar un Mesías que nos librara de nuestras culpas y errores, nos llevaban a cifrar la esperanza de librarnos del bochorno que nos atormentaba con su cháchara pesada a través de cualquier hecho sobrenatural, como el aerolito de mis ruegos.
                La perversión de valores nos condujo a este sistema de gobierno que ahora sobrellevamos los venezolanos, y en vez de hombres probos son hampones los que ejercen el poder político. Si Francisco Canestri volviera a escribir su texto que para dicha materia utilicé en segundo año de bachillerato, estoy seguro de que entre las formas de gobierno aparecería ahora Malandrocracia, y a manera de ejemplo aparecería el delirio bailante del marido de la primera combatiente. ¿Cuándo se apiadará Dios de nosotros?

© Alfredo Cedeño

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido amigo Alfreco,...Tu escrito del dia de hoy es algo más que un simple posteo...Tiene el sabor amargo de la desilusión, tiene el oscuro color de un horizonte con muy pocas expectativas de cambio....Sin embargo el cambio es posible,....Sin balas, sin sangre, sin humo de pólvora...Solo tiene que juntarse todos los ciudadanos de bien,...todos los que quieran una Venezuela para todos,...y marchar unidos hacia la plaza principal de la República....llenar esa plaza y alrededores. Y al decir todos me refiero a millones de personas... y allí, frente al pabellón nacional,....poner su mano derecha en el pecho, cerquita del corazón,..y entonar el himno nacional....
Entonces verás como la Malandocacia huye, desaparece como los fantasmas de la noche ante un amanecer brillante. El amanecer de una Venezuela unida...ánimo amigo....Aún en los peores momentos,...una lucha silenciosa y sistemática puede mas que cañones y tanques de guerra...Que Dios bendiga al pueblo Venezolano...Saludos amigo. JUAN ANGEL PETTA- Buenos Aires. Argentina.

Anónimo dijo...

Excelente reflexión.


Manuel Sanchez ·
ENAHP-IUT

Anónimo dijo...

yo me acuerdo de esas materias , donde entre otras cosas se nos ensenaban los aspectos mas importantes de nuestra constitucion del 61 y tam bien se estudiba el codigo civil, muchos recuierdos gratos de esas ensenanzas

Jesus Del Valle Martinez ·
Gerente de Produccion en Industrias Menequim C.A.

Anónimo dijo...

Como ocurre a veces, Dr Cedeno, Ud tuvo la mala suerte de tener un mal instructor en esa asignatura,porque hubo excelentes Maestros y mostraban las bondades de la democracia, el civismo, las buenas costumbres, la cortesia, el respeto hacia otros, la importancia de ser responsables , cumplir los deberes, las leyes, en fin ser ciudadanos responsables ,tener Moral, lo que falta hoy en dia, cuando vemos, vivimos al pueblo y elites eligiendo, alabando y apoyando delincuentes en los mas altos cargos del pais.Esa asignatura es mucho mas importante y valiosa que la "instruccion premilitar y militar" la cual es dictada muchas veces por individuos semianalfabetas que desprecian la civilidad y cuya unica herramienta para resolver conflictos y andar por la vida es un fusil, un mazo, una bayoneta , la fuerza bruta , y de paso se creen heroes y que a juro hay que admirarlos .

Etanislao Vergara

Anónimo dijo...


Muy de acuerdo con el Sr. Etanislao Vergara...en nuestra epoca cuando se veia esa asigantura (lastima que a usted Sr. Cedeño le hayan tocado los malos profesores) fue el momento que formo una generacion que ers y es respetuosa de la patria, sus simbolos y la democracia..esa misma generacion que hoy defiende o trata de defender la democracia que conocio y tiene fe y esperanza en que vuelva en que vuelva..porque la generacion formada en estos tiempo revolucionarios, esa es la que cree en la malandrocracia..triste per verdad..

Salazar Sinatra Katerine ·
Liceo fernando peñalver ciudad bolivar

Anónimo dijo...

Yo fui profesor de esa materia.Me han saludo exalumnos y me dicen que fui su profesor de Moral y civica. Noto que lo hacen con respeto,objetivo cumplido:respeto a los demas,tal vez lo fastidie,pero me respeto.Peor aun hay quienes escriben el desprecio a sus exprofesores sin saber si ellos lo leen,objetivo que no se enseña en el liceo:respeto al sentimiento de los demas,la sensibilidad nace con el individuo.

Orlando Duran Duran ·
San Felipe (Venezuela)

Anónimo dijo...

Si, definitivamente el Dr. Cedeño no tuvo buena fortuna con los profesores de esa materia. Yo afortunadamente tuve muy buenos profesores, y muy especialmente en esa materia. Lo que coincido con Ud es en la importancia de esa materia para transmitir amor y respeto a la civilidad y a sus valores, tan degradados hoy en dia con la malandrocracia que nos desgobierna.

Teolindo J Yanez Franco ·
UCV VE

Anónimo dijo...

¡NO SEÑOR! ¡Primero Dios se tienen que apiadar de ellos, para que los que quedemos podamos reconstruir lo que quede! ¡Que se los lleve o los encerramos! Y de paso no tuvo suerte con sus Profesores de esa materia, porque hasta en el INCE, en tiempos del Dr. Palacios Herrera, se instituyó una materia Obligatoria a cursar, para quienes ingresaban y se llamaba "FORMACIÓN CIUDADANA".

Jose Vivas ·
Universidad Central de Venezuela

Constantino Rodriguez Iglesias dijo...

Muy estimado, no es tan fácil, son malandros no tienen ningún principio, nos va costar muchas marchas. En Venezuela se compran muchas conciencias, la lucha se debe dar sin desmayo, " el que se canse pierde"