martes, julio 31, 2007

ORILLA

En una playa de espuma lasciva
encontré tu boca
y naufragué sin salvación
mientras tus piernas me salvaban
con la misericordia de un beso postrero
donde se alcanza el cielo.

® Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hace años le escuché pronunciar a un ave del paraíso la palabra "orilla" y de ahí en adelante le seguimos todos: medusas, aguas malas, algas, pedazos de olas, caballitos de mar, mi boca y mi oido, gaviotas, lo que queda del monstruo del lago Ness, guijarros, caracolas, peces, etc.
Hoy lo leímos a usted como un ave del paraíso.
Ch.