martes, junio 03, 2014

SOLÍPEDO

El jumento se planta sobre la cadena
y cree ser su amo, rey y señor…
Ella le enmaraña los cascos
sus rebuznos tartajosos atormentan,
la comarca entera los padece
y los estudiantes desesperan ante tanta ignorancia junta.
Él se embrolla sin  ayudas
y eriza la crin con soberbia,
sus pesuños* se aferran con cobardía:
sabe que caerá y no encuentra cómo bajarse.

© Alfredo Cedeño

* DRAE:
pesuño
(De pesuña).
1. m. Cada uno de los dedos, cubierto con su uña, de los animales de pata hendida.

No hay comentarios.: