domingo, julio 06, 2014

LA ATENAS DE ORIENTE

            Al salir de Barcelona, capital del estado Anzoátegui, 250 kilómetros al este de Caracas, si uno “baja” hacia el Orinoco, es decir se dirige al sur de la citada ciudad, a casi una hora de carretera se verá a mano derecha el cartel que anuncia el desvío hacia Aragua de Barcelona, ciudad de la que escribo hoy, y bautizada con el título de esta nota debido a la cantidad de creadores que han nacido allí.
            Antes de seguir me disculpo con ustedes porque a los diez minutos de haber llegado allí el pasado miércoles, y comenzando a “calentar” el ojo, y con solo doce imágenes hechas, la cámara se negó a seguir trabajando, por lo que espero, una vez resuelto ese pequeño detalle, volver pronto y saldar la deuda visual que con Aragua –es como la llaman  sus nativos–  necesito saldar. Aclarado ello sigo contándoles de esta conmoción hecha pueblo nacida en medio de estos parajes retostados de sol y relumbrantes de luz.   
            Estas tierras fueron habitadas por diferentes grupos indígenas, según el contar de los cronistas, algunos aseguran que fueron Guacamayos y Cores los primeros habitantes; yo me inclino a creer que mas bien fueron los temidos Caribe quienes se sabe estaban asentados en toda esta zona.  Asegura Pablo Ojer en una nota que hace en el capítulo XXI de Historia de la Nueva Andalucía, de fray Antonio Caulín, que Camaruco era el nombre original de Aragua de Barcelona. Sabemos por una carta del obispo de Puerto Rico, Fr. Pedro de la Concepción Urteaga Salazar y Parra, dirigida a Su Majestad desde Cumaná el 10 de diciembre de 1712 en la cual escribe: “…con advertenzia de que el un pueblo está ya casi fundado con solo nombrarle un cabo y un cura capellán en el sitio de Camaruco en que habitan guardando ganados como cien personas”.
            Lo cierto es que hace unos años la alcaldía de esta localidad encomendó al ya citado Pablo Ojer que determinara su fecha de fundación, y éste determinó que la misma se había llevado a cabo el 20 de febrero de 1734 por instrucciones del entonces “gobernador de la Nueva Andalucía, Cumaná y Cumanagotos”, don Carlos Francisco de Sucre y Pardo. Este funcionario fue nombrado para dicho cargo por Real Cédula del primer rey Borbón, Felipe V, fechada en Madrid el 22 de diciembre de 1729. ¡Ah! Este señor es el bisabuelo paterno del héroe de nuestra Independencia el Mariscal Antonio José de Sucre.
            La villa se consolidó y se convirtió en una de las puertas entre los llanos centrales y los llanos orientales, el desarrollo de la ganadería en sus inmediaciones fue inmenso. Los dueños de las principales fortunas de Barcelona tenían hatos en esas tierras. Aragua de Barcelona llegó a convertirse en una estratégica plaza militar; por ello en los fragores de las tantas batallas libradas contra las fuerzas de ocupación españolas se considera como la  más cruenta la que aquí se libró el 18 de agosto de 1814.
El próximo mes se cumplen dos siglos del citado hecho. Unos 2.000 defensores patriotas bajo el mando del Coronel José Francisco Bermúdez, quien desoyó las instrucciones de Bolívar por un celo regional, enfrentó el ataque de 5.000 soldados realistas bajo el mando del oficial ibérico Francisco Tomás Morales. La lucha se llevó a cabo casa por casa, y calculan que hubo 1.700 víctimas entre soldados y pobladores de la ciudad, amén de 2.000 heridos. Los cronistas aseguras que el saldo final fue de 4.711 muertos ya que al finalizar la refriega el asturiano José Tomás Boves, quien era el Comandante General del ejército realista ordenó la ejecución de todos los apresados. Soldados y vecinos fueron pasto de la barbarie.  Para darles idea de la magnitud de ello, les dejo la siguiente cifra: en la batalla de Carabobo, que selló la derrota del reino español en estas tierras, la cifra de caídos rondó los 3.500 
            Hoy Aragua de Barcelona, a la cual decenios atrás bautizaron como La Atenas de Oriente,  es un manto de techados rojos cuyas tejas reverberan bajo el sol inclemente y su iglesia es una mole que se distingue en medio de la sabana. En estas calles nació gente como Francisco Carvajal, guerrero del siglo XIX a quien bautizaron El Tigre Encaramado, quien se lanzaba a las batallas empuñando una lanza en cada mano y conduciendo su caballo con la boca donde aferraba las riendas. Murió en la mencionada batalla de agosto de 1814.  
            Aquí también nació Susana Duijm, primera latinoamericana en ganar el Miss Mundo. Veleidades aparte debe decirse que esta es la cuna de José Gregorio Monagas, quien decretó en 1854 la abolición definitiva de la esclavitud en Venezuela; de los poetas Tomás Alfaro Calatrava, José Tadeo Arreaza Calatrava y Francisco Salazar Martínez. Igualmente son hijos de este pueblo el dramaturgo Néstor Caballero, el novelista Denzil Romero, el cantante Carlos Almenar Otero y la ex primera dama Gladys Castillo de Lusinchi.
            Podría seguir enumerando la deslumbrante descendencia de Aragua de Barcelona y que pocos alcanzan a imaginar al recorrer sus calles. Pueblo de gente afable. Al verme bajar del auto donde había llegado un vecino me recibió con voz firme: ¡Bienvenido a Aragua! En su frase y gestos había una bonhomía de no escasa gallardía en la que se reflejaba un orgullo, no exento de humildad, de saberse parte de este delicado entramado donde se mezcla todo cuanto nos ha ido configurando como país.

© Alfredo Cedeño
 
 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias excelente como siempre. Un abrazo. Feliz domingo.

Beyla Medina

Anónimo dijo...

Gracias ami...por transportarnos a un sitio de tan lejos...tan cerca....besos

Sylvia

Anónimo dijo...

Gracias. Muy buenas las fotos como siempre y muy buenos los comentarios. Siempre he pasado de largo y nunca he entrado en el pueblo. Gracias por revelármelo. Un abrazo.

Alejandro Moreno

Marta dijo...

Muy interesante, gracias por compartirlo, un abrazo

zulma dijo...

bello ese Pueblo , cooco mucha gnte procedente a de alli , busca en tu proximo viaje a la familia Lander y familia Bustillo ellos son se por esos lados . besos y aun con la cámara mala las imagenes salieron muy bien .
le afecto el salire y el calorrrrrrrr

Oswanny Guzman dijo...

Gracias por hacer esta reseña de nuestra ya ciudad Aragua de Barcelona, tierra de Héroes, luchadores humildes, una ciudad con gente grandiosa y de grandes historias.Esta ciudad que amamos y defenderemos para que siga desarrollándose para el bienestar de todos los que vivimos aquí.

Adolfo G. Matute B. dijo...

Cedeño, felicitaciones y eternamente agradecido por compartir esas postales con un profundo sentir para el Aragueño. Tu narrativa, extraordinaria. De mi parte, Ud. Se ha merecido el honor de ser considerado un hijo mas de ese glorioso pueblo oriental. Una vez mas, gracias