martes, julio 29, 2014

MEZQUINOS

El silencio abre sus alas ante los desmanes
y la solidaridad emprende un vuelo cobarde,
bocas cerradas de perseverante complicidad
y cortos ropajes de su escasa vergüenza,
tiempo de melindres para cortar los vuelos
y abandonar en las calles a los estudiantes,
dura cosecha de prolongado abandono
y una esperanza que nunca dejamos de regar.

© Alfredo Cedeño 

No hay comentarios.: