viernes, septiembre 04, 2015

PROFECÍA 20

La sangre llega al río y al cielo
era un sudario impenetrable
que hemos ido deshilachando
y ya comienza a abrir la mañana…

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: