martes, octubre 06, 2015

PROFECÍA 26



Nos haremos manto de fuego
y lagos de candela
sin paz para granujas
ni concordia en el horizonte.
Diluvio de pasiones encrespadas
para calmar a la justicia
con sentencias sin fábulas
ni misericordias tardías.
Seremos feliz festón encarnado
ondeando en la mañana
y mar de ilusiones incendiadas
para iluminar nuestra avidez de paz.

© Alfredo Cedeño


1 comentario:

Anónimo dijo...

Sí, solo la paz podrá salvarnos de quienes no saben sino de odio y venganza.

Ylleny Rodríguez