domingo, abril 23, 2017

LIBERTAD O NADA

Foto: Raúl Romero

                En medio del infierno en que nicolás maduro (en minúsculas para que no quede duda de su ínfima estatura) y su pandilla de adeptos nos han vuelto el país en estos últimos días, relumbra la actitud de ciertos contingentes de la guardia nacional y la policía nacional (igualmente diminutos) ante la marcha que llegó hasta la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana. Actitud que ahora muchos se hacen lengua para ensalzar lo que nada tiene para ser glorificado, puesto que hicieron lo que han debido hacer siempre a lo largo de todos estos años.
                De inmediato han saltado también los que andan en sus habituales maromas de mono de circo a proclamar el triunfo del civismo sobre la barbarie. No voy a enumerar la larga retahíla de incoherencias vomitadas en la tarde temprana de este sábado 22 de abril, incongruencias que segmentos de esos mentados cuerpos represivos se ocuparon de dar mentís en Altamira y El Rosal a los pocos minutos.  Sin embargo, casi de manera instantánea aparecen provectos doradores de píldoras, oficiosos lavadores de cara de la bestialidad roja, todos ellos honorables miembros de la cofradía de remendadores de virgos,  pontificando sobre el adecentamiento del chavismo.  En buen criollo: ¡No me jodan!
                Secundo a quienes no cesan de preguntar: ¿Qué necesita nuestra casta política para entender de una buena vez que una situación irregular como la que vivimos no se puede enfrentar por vías regulares? ¿Hasta cuando repiten la letanía de que las actuaciones bárbaras de esos organismos sirven para poner en evidencia ante la opinión pública internacional al régimen? ¿No vienen diciendo lo mismo desde el 2002? ¿Acaso se pueden poner en evidencia más todavía?
                A pocos se escucha adentrarse en la necesidad de abordar la organización de la gente para enfrentar a estos sátrapas. Una de las pocas voces que he oído al respecto es la de Roderick Navarro, quien el pasado 19 de abril desde la propia marcha, que ese día fue atacada sin piedad por organismos y paramilitares, dijo sin eufemismo de por medio: “Nosotros tenemos que defendernos de los colectivos y de todos aquellos cubanos que detentan el uniforme de nuestras fuerzas armadas(…), nosotros tenemos que garantizar la seguridad de nuestros abuelos, de nuestras mujeres, de los más débiles y de todos aquellos a los que nosotros queremos y que venimos a manifestar el rechazo y el fin de la dictadura. (…) Nosotros podemos ganar  a la dictadura el país de nuevo, ellos están muy débiles y es el momento que les pasemos por encima a todos esos políticos que están pendientes de cargos y no de resolver los problemas que tenemos nosotros los venezolanos, es el momento de acabar con la revolución bolivariana”.
                Este Muchacho (de clara grandeza en su actuar), que desde el 2007 ha venido dando una pelea sin cuartel, aguantando maltratos y carajazos, cuya madre tuvo que salir del país y que se mantiene con el alma en vilo por la integridad de él, resumió todo en su frase final de ese día: “Libertad o nada”.  

© Alfredo Cedeño

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Alfredo. Creo que sí es el momento de acabar con la revolución Bolivariana, Con mucho esfuerzo y sacrificio. Confiemos en Dios.

Alejandro Moreno

Anónimo dijo...

Muy bien dicho "libertad o nada." Que Dios le de la victoria a los de la oposición, ya que es claro que el gobierno de maduro es un eje del mal. ¡Venezuela LIBRE! Sigue escribiendo Alfredo, no temas que los integros de conciencia serán los vencedores.

Anónimo dijo...

Lamento mucho la dolorosa situación por la que están psando los hermanos _Venezolanos. Pero es una situación que ya tiene fecha de vencimiento..Con seguridad pronto acabará el delirio. Una astilla punzante y letal va a acabar con el régimen de Maduro. y lo mejor, tal vez sea del mismo palo. Ánimo Alfredo....todo llega. Y que no haya perdón. Juan A,. Petta

zulma dijo...

Demasiado bueno para agregar un comentario.Por el SANTO CRISTO que esta tortura ha durado mucho y ya tiene su punto final. Muchas vidas perdidas y muchos presos , demasiadas perdidas de todo indole LIBERTAD O NADA ese será el slogan .

Anónimo dijo...

El escribidor toca un punto crucial que constituye una de las vulnerabilidades de la dirigencia opositora, de algunos , que abusan del empleo de eufemismos para caracterizar al regimen y sus actuaciones, asi por ejemplo la fiscal es casi una heroina por la advertencia, observacion que hizo a las sentencias del tsj, pero olvidan la alcahueteria de esa misma fiscal a todas las otras violaciones que hace el regimen, esa vulnerabilidad le resta solidez, confianza y crea confusion dentro y fuera del pais. Ojala hayan aprendido la leccion y dejen esa ingenuidad , afan de protagonismo que para muchos es interpretado como colaboracionismo, divisionismo e incompetencia, falta de identificacion con los deseos y exigencias del pueblo ,que como bien recuerda el escribidor ,sintetizo la expresion de Roderick Navarro : "Libertad o Nada "

Etanislao Vergara