domingo, junio 04, 2017

ENTRE ALCAHUETAS E INGENUOS


                Apenas comienza junio y Venezuela lleva más de nueve semanas en una desigual batalla contra los mastines rojos, quienes hincan sus colmillos sin clemencia. Pero las quijadas sanguinolentas cada vez muerden con menos eficacia. Son más de sesenta días de protestas sin armas por el rescate de la democracia, y el saldo no es grato. La cifra supera los 70 asesinados por la dictadura de Maduro, Cabello, Padrino y demás sanguijuelas. Los heridos por proyectiles de todo tenor son varios millares, los encarcelados también se cuentan por millares.  Y no se ve otra luz que la otorgada por la esperanza forjada por los propios venezolanos en medio de un pertinaz abandono.
                Muchos voceros condenan lo que en nuestros predios ocurre, pero nadie hace nada. Es una ciudadanía famélica, ahíta de desespero, la que se bate en cada rincón. No hay un escenario donde no sea condenado el gobierno, tampoco faltan sus alcahuetas –ajenos y propios– que lo defiendan a brazo partido.  Son escasos los escenarios donde no se vaticine un cambio inminente, pero la pesadilla se mantiene y cada vez se enseñorea más.  
                Ahora leo con asombrada indignación el reclamo que le hacen a una dirigencia lerda para que sea la Asamblea Nacional la que le tuerza el brazo a la pandilla gobernante nombrando un Tribunal Supremo de Justicia, así como un Consejo Nacional Electoral, para que la crisis institucional se haga manifiesta e irreversible.  ¡Qué ejercicio de ingenuidad o celestinaje más grande! ¿Qué necesitan para entender que las castas políticas allí representadas, salvo pocas y honradas excepciones, no están dispuestas realmente a hacer que este martirio acabe?  ¿Acaso no han debido hacerlo desde el primer momento que tomaron juramento de sus cargos como representantes de la colectividad?
                Las torturas no cesan, las violaciones a los derechos humanos cada día son mayores y más manifiestas, los atropellos son cada vez más cínicos y desproporcionados, es la barbarie en todo su esplendor y sabiéndose amparada por una vasta muralla de espectadores que siguen permitiéndole toda clase de hijueputeces.  Cuba ha sabido enseñarles a la perfección cómo acabar con todo y mancillar a todos sin que nadie ose entrometerse en aras del respeto a la autodeterminación.
                Por los predios del sindicato opositor hacen suyas las palabras de Tancredi, el personaje de la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, El Gatopardo: “Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie. ¿Me explico?”  Tal vez por eso la reluctancia a sentarse a negociar con el ala decente del mundo militar, que no ha cesado de enviar mensajes los cuales no han querido ser escuchados.

© Alfredo Cedeño

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy claro el título de tu artículo.

Alejandro Moreno

Anónimo dijo...

Muy claro el título de tu artículo.

Alejandro Moreno

Anónimo dijo...

Alfredo, con todo respeto, esta vez me parece que el ingenuo o celestino eres tú. Pensar que hay un "ala decente en el mundo de los gorilas verde-oliva" es poco menos que eso. Soy lector frecuente de tus escritos siempre crudos y auténticos, sin embargo hoy me sentí ofendido, por el simple hecho de que creas que los millones que votamos por los sres diputados somos tontos por exigír que la AN tome la senda de nuestros padres libertadores, actue en consecuencia y haga honor a la causa para la cual fue electa.

Roberto Arocha

Anónimo dijo...

Don Roberto tiene Ud toda la razon, lo que preocupa es la tardanza de la AN en hacer lo que tiene que hacer, antes de que sea borrada del globo terraqueo por los discipulos de maduro una vez que se instale la prostituyente.

Etanislao Vergara

Anónimo dijo...

Semeja a un caballo de Troya.

Ulises Antonio Pardi Valero

zulma dijo...

Es posible que mi comentario este extemporáneo, Pienso que la AN ha tardado mucho en reaccionar, cuantos muertos necesita para actuar ,que esta esperando para sacar a Nicolas Maduro y al TSJ ,a las CNE ,o es solo bla bla lo que a grito pelao pregona .Por eso cuando dicen que no actúan porque hay interese muy grandes de por medio estoy convencida de que es asi. Si te pones a revisar los antecedentes y nexos familiares de los mas evidentes en la AN allí hay muchos que se ligan y mezclan con el régimen y por eso no hacen nada .A malaya ,que por interese personales tenga que pagar todo el pueblo de Venezuela y estoy ligándola que de verdad se canse de la estupidez de las marchitas estériles y pase por encima de la AN y lleguemos a Miraflores , que habrán mas muertos, seguro pero hay que corres ese riesgo , Y yo si creo que aquí no hay que estar conversando con ningún militar ni nada que se parezca o por lo menos no con los que están dando la cara , es posible que existan militares decentes ,pero por ahora si los hay lo que han demostrado es tremenda COBARDIA Y ALCAHUETERIA