martes, mayo 02, 2006

4 TRÍOS

Un libro de asedios a los egos de una sotana muda
asciende muerto de sed desde mis ganas perpetuas
contorsionando los peores caminos a tus muslos.

Una canción sin rima y con camisa rota de azares
navega sobre la fe de una ley sin enroques viles
y pongo el cielo en tus pezones de ángel moribundo.

Carne sin oferta de gatos en los tejados mohosos
sin flores en los sepulcros desalmados de Londres
trae tus dedos a escarbar mi entrepierna sin pausas.

Coito sin interrupciones que se apropia de paredes
como un par de zapatos en el culo de una botella
o una gata como tus piernas cuando me erizan.

© Alfredo Cedeño

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que vaina no Alfredo, que vaina no, si jode con sus textos. Un abrazo

Milagro

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

...Ego, altivez, arrogancia, son referencias constantes en sus versos. Textos estupendos, por demás y ojalá que solamente de ellos sea ek uso de esos aspectos terriblemente destructivos, porque en la vida: ego, altivéz y arrogancia, de nada sirven, créame, amigo.

Que Dios lo bendiga.

Úrsula

Anónimo dijo...

En estas tríadas de requiebro... nata es interruptĭo, totus es continŭus