sábado, enero 05, 2013

LIGERAS


Breves como vapores de gasa
dejaron sus recuerdos yacientes
de cuerpos dulces y flexibles.

Al compás de pasos expertos
las danzas feroces de lecho
se hacen pacíficas coyundas.

Los retozos de aire campestre
son la opaca fantasía irredenta
de los machos extraviados.

Las ninfas, sabedoras de su poder,
defienden arteras su fragilidad
y siguen señoras de los sueños.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Amaia Villa dijo...

Me ha gustado.

Un abrazo