martes, febrero 26, 2013

VERDE


Hoja tras hoja la luz escaló los filos de las sombras
que lanzaban raíces truncas desde las esquinas,
y se hizo daga en derrame de clorofila centelleante
como suave parpadeo de libélulas encandiladas.

© Alfredo Cedeño

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Verde que te quiero verde...


Ylleny Rodríguez

Anónimo dijo...

Verde,sosiego sostenido en calma
que refresca a contraluz los nervios de la hoja,
arrulla un manto suave y resbaladizo
envolviendo la vida en sus tardes apaciguadas de frescor.

Alfredo, éstas palabras me inspiraron tu fotografía y tu verso. Muy bello.

María A López

Anónimo dijo...

Alfredo, creas con tus versos una experiencia autónoma con referencias del mundo exterior provocando una epifanía expresionista tan hermosa que se agradece, abrazos muchos.

Mario Islasáinz

Anónimo dijo...

Hermoso don Alfredo, igual que la imagen, un abrazo.

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

Muy bello poema Alfredo, también hermosa fotografía. Un saludo poético

Mª Dora Méndez García

Anónimo dijo...

Simbiosis perfecta para dar como resultado un logrado poema.- Saludos

José Rodríguez Infante

Anónimo dijo...

Siempre bella combinacion de imagen y texto, mi amigo, que bonito ese final con las libélulas encandiladas...
un gran abrazo!

Maria A. Mónaco

Anónimo dijo...

Muy hermoso Alfredo, ambos y además las imágenes propias que permites que recreemos con la sugerencia de tus letras. Abrazos.

Araminta Solizabet Gálvez

Anónimo dijo...

Me encanta

Amaia Villa

Anónimo dijo...

Muy bueno, Alfredo. Un abrazo.

Juan Mireles

Anónimo dijo...

Me gustó la interacción entre la foto y el texto.

Renee Valqui