jueves, junio 04, 2015

ARABESQUE

No quiero escribir panfletos
ni quiero escribir de la tristeza
ni quiero escribir de infinitas miserias.
Quiero escribir de la belleza
de la ternura
de lo hermoso…
¿Cómo carajo hago para voltearme de espaldas a lo que está ocurriendo?
¿Cómo hago para caminar de puntillas sobre ese tejido que no está asfixiando?,
que nos ahoga
que nos humilla
que nos envilece
que nos maldice con su presencia día a día.
¿Cómo hago para no anhelar pisar con firmeza sobre la cabeza de esa hiedra 
que pretende dejarnos tristes
vacíos
desamparados?
No puedo
no puedo
no puedo…
no quiero.
Por eso a mis paisanos les escribo
a los estudiantes
a esa gente que no cesa de mantener la calle iluminada
de mantener la plaza y el alma viva
de mantenerse suspendidos en la punta de sus sueños
de mantenernos vivos y orgullosos de ser parte de un país que no se entrega.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me despierta tu alfombra
de adioses a los no puedo
a los no quiero.
Mis puntillas de arabesque
se han vuelto quillas del barco que no espera
que no entrega.
Los anhelos regresan fríos
llegan de lejos
bailan a Glenn Miller.
Ch.

AMM dijo...

Impresiona saber que alguien que está afuera insiste en mirar hacia adentro, en mirarse en su origen y hacernos reflexionar. Gracias