sábado, julio 11, 2015

JOSÉ VICENTE CARRASQUERO

                “Primero lo primero, en Venezuela Chávez hace su intento de golpe con los orígenes que él le quiera otorgar, que son tan fantasiosos como era él mismo, pero que están en lo que ocurre a partir de 1989, con El Caracazo, cuando comienza un proceso de demolición de los partidos políticos y del sistema establecido, lo cual se da a través de los medios de comunicación que a la sazón estaban en manos de grupos económicos poderosos…”, José Vicente Carrasquero, mantiene su aire didáctico en todo momento, no en balde son largos años los dedicados por este matemático egresado de la Universidad Simón Bolívar, y con un doctorado en ciencias políticas de la Universidad de Connecticut,  a la actividad docente.
      
                Asegura que al país le vienen momentos de mucha crispación, y basa su pronóstico en el ya habitual comportamiento de la casta roja. “El gobierno está acostumbrado a jugar con los sentimientos de la gente, a generarle angustia, sobre todo a generarle incertidumbre, porque de esa forma tú desmoralizas a las personas, de esa forma haces que las personas piensen que no tienen mucho qué hacer o mucho qué reaccionar con respecto a lo que ellos están tratando de hacer. El gobierno va a seguir jugando a la idea de una Venezuela con pocas posibilidades donde puede ir dominando a la clase media, donde pueda ir dominando a las personas que de alguna forma tengan algo qué hacer o qué decir con respecto  al rumbo que pudiera estar tomando el país en un momento”. Está convencido de que el gobierno va a seguir jugando duro porque siente que el poder se le está yendo de las manos “porque ya no cautiva, porque ya no tiene la capacidad de convocatoria que tenía Chávez, sino que ahorita es una convocatoria que depende de los recursos que el Estado pueda manejar, pero además no tiene recursos en este momento”.
Prosigue este caraqueño, nacido el 29 de Marzo de 1958, “que antes el gobierno jugaba duro y tenía con qué. Una cosa es que yo tenga recursos para de alguna manera satisfacer las demandas de una parte de la población, no importa que no satisfaga la de la otra parte, pero otra muy diferente es que la crisis está afectando ahorita a una inmensa mayoría de los venezolanos por igual. ¿Cómo se manejan en este momento? Tienes un país donde siete de cada diez venezolanos no consiguen las cosas que necesitan para comer, no les alcanza el salario, están en una situación de minusvalía  con respecto a la calidad de vida, todo esto hace que el gobierno refuerce el sentido del miedo, refuerce el sentido de que tú me perteneces, de que tú eres mío, de que yo te tengo bajo control. Eso es verdaderamente preocupante en el caso venezolano en este momento”.
Con su habitual crudeza Carrasquero no vacila en afirmar que la oposición en Venezuela se ha comportado con mucha ingenuidad, “sobre todo porque, y esto tengo rato diciéndolo, tienes que ver al gobierno como una gente sin escrúpulos. Cuando la gente no tiene escrúpulos, no tiene límites morales y es capaz de hacer casi cualquier cosa que otros pueden considerar inteligencia. En realidad no es un asunto de inteligencia, simplemente hago cosas que no debo hacer: meto preso a Leopoldo López porque me da la gana, mando a fregar a la jueza Afiuni porque si, porque no se sometió.  Eso que alguien puede ver como inteligencia, yo lo veo como patraña, lo veo como salirse de los límites de la democracia, de no respetar ninguna norma establecida, de hacerle sentir a la gente que si tú no te comportas según lo que yo espero entonces vas a tener que pagar las consecuencias”.
Él se adentra con paso firme en arenas movedizas, y pregunta: “¿Cómo llamas tú a jugar democráticamente con un gobierno que no es democrático? ¿Cómo llamas tú a que la única vía es esta? Yo, por supuesto, no estoy llamando a la subversión, ni al enfrentamiento por la vía de la fuerza, primero no tenemos capacidad para eso, ni lo sabemos hacer; y segundo si bien es cierto que nosotros tenemos que apelar a los mecanismos democráticos que hay, también tenemos que denunciar que no estamos frente a un gobierno que actúa democráticamente. En este momento que estamos hablando, que están convocadas unas elecciones, tanto tú como yo tenemos dudas de que esos comicios se vayan a realizar. ¿Por qué? Porque el gobierno juega a eso, está buscando la manera de dinamitar los procesos de entendimiento del país, porque su política está basada en la confrontación, está basada en la división de los buenos y  los malos, de este contra aquel, y no busca el respeto de los principios democráticos. ¿Cuáles principios democráticos? Libertad, igualdad, y fraternidad como dirían los franceses, pero, ¿en un ambiente de qué?, en un ambiente de tolerancia, de reconocimiento, de respeto, esas cosas no existen en Venezuela. Aquí tú ves que el presidente se da el lujo de ofender, de atropellar a quien le da la gana: ¿Me cayó mal José Vicente Carrasquero? ¡Ese es un apátrida!  ¡Ese es no sé qué! Y no hay nadie que salga a decirle: Epa presidente, epa, ese es un ciudadano”. 
Está convencido de que Venezuela fue llevada al siglo XIX, “a una situación de irrespeto absoluto de las normas establecidas, de irrespeto de la persona, de tu condición de persona por haber nacido, cosas ya reconocidas por la revolución norteamericana y por la revolución francesa en este momento no existen para nosotros. La lógica de ellos es: Yo te reconozco en la medida que tú manifiestas que me reconoces a mí, si tú me reconoces yo te reconozco pero con todo y eso tienes que someterte a mí, y esa es una visión ingenua”, error en el que él nunca cayó. “Nunca, nunca. Yo, desde 1997 que Chávez comenzó a sonar como posible candidato presidencial, le advertía a mis amigos y al que me quería oír que Venezuela con Chávez iba camino al atraso, porque yo no podía entender que una persona que había intentado un golpe de estado, que había puesto las armas que la República le había entregado en contra de ese mismo pueblo, que es responsable de una cantidad de muertes, y que por llegar al poder actúo del modo que actuó, después se iba a comportar democráticamente. Eso solo hubiera sido garantizado por una institucionalidad estable, una institucionalidad fuerte que lamentablemente en Venezuela no la había, y prueba de que no existía es que el mismo Tribunal Supremo de Justicia le abrió al gobierno una espita para que se escapara por la vía constituyente, sin poner límites y le entrega el poder absoluto a una persona, 40 años después de una democracia. Ahora estamos viviendo las consecuencias de un país manejado según el real saber y entender de una persona que además no tenía independencia política, porque Chávez no era políticamente independiente. Él siempre demostró tener un apego, en el mejor de los casos para los venezolanos, afectuoso con Fidel Castro, lo cual es una cuestión muy peligrosa porque tu cercanía con Fidel de alguna manera condicionaba la forma como se iba a conducir la política en Venezuela. Fue así como Fidel Castro ordenó la Constituyente, ordenó que se apoyaran elecciones en Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Perú con tal de que quienes llegaran allí convocaran una Constituyente y fue toda una reacción en cadena, y donde se hizo la Constituyente ordenada por Castro tú tienes presidentes de por vida, perpetuos.  Correa lleva no sé cuántos años en el poder, Evo igual, el señor de Nicaragua por la misma vía, todos con posibilidad de reelegirse en sus países ad nauseam, porqué así funcionó el gobierno de Fidel Castro y estando él en el poder, era lo único que le garantizaba el control de las cosas.  Nosotros lamentablemente estuvimos bajo una persona que todo el mundo percibía con una personalidad muy fuerte, pero en realidad era una personalidad cuya fuerza provenía de otro sol que era Fidel Castro, que era el que le decía haga, vea, y esas son las consecuencias que estamos pagando”.
        Quien se desempeñara como jefe de campaña de Manuel Rosales en las elecciones presidenciales del año 2006, dice que si bien es cierto que “desde el punto del desempeño el sistema político venezolano no era el mejor del mundo, pero tampoco era la porquería que es ahorita”; también explica que a fines de los años 80 se comenzó un proceso de demolición a los ojos del ciudadano que resultó implacable. Explica el profesor: “A Venezuela le entró en los últimos quince años mucho más recursos más del doble de los recursos que en los ciento y pico de años anteriores y sin embargo Venezuela está viviendo una situación de precariedad, de miseria, y ¿por qué está viviendo esa situación?, porque le otorgaron el poder a una persona que muy hábilmente, me imagino siguiendo los consejos de Fidel, lo primero que hizo fue desconocer a los grandes voceros económicos y mediáticos: desconoce a Cisneros, desconoce a Miguel Henrique Otero, persigue a Marcel Granier, va dinamitando esas fuerzas y después empieza a perseguirlos… Tú le preguntas qué le vieron ellos a Chávez, y te dicen abiertamente que pensaban iban a poder controlar a Chávez, pero se olvidaron que Chávez fue a La Habana y Fidel Castro lo recibió con honores de Jefe de Estado, apenas siendo candidato presidencial, y eso fue suficiente para encandilarlo, para obnubilarlo, para agarrarlo, en ese entonces todo lo que Fidel Castro trató de hacer desde que llegó al poder para adueñarse de Venezuela se reduce a agarrar a Chávez y controlarlo. ¿Qué es Venezuela ahorita sino un satélite político de Cuba? Además de ello las instituciones le firmaron una carta blanca, porque tú puedes haber dicho desde el Tribunal Supremo de Justicia: Está bien se hace el referéndum, pero bajo tales condiciones. No, le entregaron una carta blanca, entonces los tipos se quedan con toda la Asamblea Nacional, donde también el venezolano fue muy cómodo y le entregó todo a Chávez. Debo decir era una comodidad que se derivaba de que todavía había una luna de miel… ¿A quién se le ocurre pensar que Chávez que es un teniente coronel, que además no era de los teniente coronel brillantes del Ejercito, un tipo que le habían raspado el curso de Estado Mayor, que esa es una persona que puede tener una mentalidad de gobierno? ¿Era él una persona que le llegaba siquiera por los tobillos a Álvarez Paz, por nombrar un copeyano,  o a Claudio Fermín, por nombrar un adeco? Estamos pagando eso y tenemos en el poder ahorita una clase política minusválida, una clase política que no entiende lo que está pasando en el país. Cuando un tipo te habla de guerra económica, con el convencimiento que te habla Maduro, lo único que puedes pensar es que es un ignorante. Hay gente que me dice que Maduro es un tipo resabiado, que Maduro es un tipo astuto… Si lo es, lo disimula muy bien. Maduro es una persona torpe, y en su misma mecánica bucal, uno oye a la persona cuando habla y dices bueno esta persona estudió o no estudió; pero tú das cuenta que cuando Maduro está modulando que no está familiarizado con lo que va a decir y de ahí es de donde viene lo del estado Margarita, que entonces ellos quieren hacer ver como que eso es una brutalidad a propósito para que hablen de él. No, es una brutalidad genuina. Es una persona que no estudió. ¿Eso es bueno o es malo? Es malo, porque yo me acuerdo la persecución que hubo contra Luis Piñerúa Ordaz, porque era autodidacto, como decía él, pero tú comparas a Piñerúa con Maduro y Piñerúa era un doctor”.
           En septiembre de 2006 acompañé a Alonso Moleiro para entrevistar a José Vicente, en esa oportunidad me ocupé de fotografiarlo. Ahora, 9 años más tarde, su voz sigue con agudeza señalando los descosidos de este gobierno que padecemos. “Lamentablemente en Venezuela eso que uno predicaba, alertaba, que en un momento podía suceder, sucedió. Tienes una sargentada en el gobierno, todos personas de mediano calibre, no me vengas a decir a mí que Diosdado Cabello tiene una visión de país, no la tiene, simplemente lo oyes hablar y te das cuenta que es un sargento, que lo quieren llamar capitán, está bien, pero Diosdado no tiene la visión de país que se necesita, mucho menos la tiene Maduro, y el único mérito de Arreaza es ser yerno de Chávez, no ves en él nada. Te pones a buscar en el chavismo y encuentras que es huérfano de conocimiento, huérfano de intelectualidad, no puedes  conseguir en el chavismo una persona que digas este es un intelectual, y si hay alguno entonces el tipo se somete al pensamiento central del asunto y pierde su condición. ¿Dónde vive Luis Britto García?, él vive entre París y Caracas más en París que aquí, así cualquiera: me mantienes un status que yo quiero, y lo demás me sabe, por eso a él me refiero yo cuando hablo de esos intelectuales que se someten; él aparece avalando este desastre y lo hace muy mal porque no cree en eso, simplemente es una conveniencia. Hace poco oía hablando a Gustavo Tarre, y digo: consígueme un diputado del chavismo, UNO, que hable así. Échale bolas que ellos consideran que su intelectual más importante es, ¿cómo se llama el profesor este de la Central, de periodismo? ¡Earle Herrera!  ¿Cara e corcho no es que le dicen?”
                Por supuesto que no da descanso, y como bien dicen en Madrid, donde llegó hace ya cuatro meses, no deja títere con cabeza. “Nosotros vivimos en círculo, cuando revisas el libro que se monta en internet de cómo vamos a salir nosotros de esta pesadilla que estamos viviendo te vas a encontrar otra vez con que la industria petrolera será pilar de no sé qué… ¡Bueno hermano! ¿Cuándo es que nosotros vamos a superar a la Venezuela petrolera? ¿Cuándo es que el petróleo va a ser un recurso de desarrollo y no un recurso del cual voy a vivir? Un día mis estudiantes me decían: Bueno profesor y ¿qué hubiera  hecho usted? Construyo un puerto de aguas profundas en Guiria y monto un tren que llegue a Santiago de Chile, y tú me vas a decir a mí si los barcos no van a querer llegar a Guiria, en vez de recorrer el resto del mundo, bajar sus containers ahí y recibirlos en Santiago sin tener que pasar por Cabo de Hornos; pero tengo un servicio que va a Chile, y en el camino me paro en Lima, me paro en Bogotá, me paro en Guayaquil y me convierto en un puerto de entrada y te vacilas al canal de Nicaragua. ¿Había una posibilidad? ¡Claro que había una posibilidad! ¿Otro puerto de aguas profundas? En Falcón, o en Carrasquero, en el estado Zulia, y me tiro otro tren que atraviese Colombia hasta el Pacifico y lo enlazo con el otro que va para Argentina. ¿Qué oleoducto del cipote chico? Tenías que haberte gastado esa caterva de millones de dólares en garantizarle a Venezuela entradas distintas. ¿De qué vive Panamá? ¡Del Canal de Panamá!, y estoy hablando de un puerto de aguas profundas que puede ser del tamaño e inclusive competir con el Canal de Panamá. ¿Cuál es el problema al final?,  que nosotros no hemos tenido políticos con mentalidad de futuro. Tenemos que llegar a que Venezuela es grande no porque tiene petróleo, ni porque tiene un estado fuerte, Venezuela es grande porque tiene un venezolano fuerte, Venezuela es grande porque ha fomentado la venezolanidad y un ciudadano que no está pendiente de vivir del Estado, sino que está pendiente de vivir de su propio esfuerzo y que genere riqueza. Eso lamentablemente no lo tenemos”.
En innumerables ocasiones he dicho y escrito que los venezolanos tenemos que arrear y sufrir de una dirigencia política que en realidad es una manada de bueyes cansados, Carrasquero oye atento pero no deja de matizar mi insolencia y replica: “Creo que hay bemoles en estas cosas, veo gente que va saliendo y que han sido estudiante de uno, ves a un chamo como Freddy Guevara o un chamo como David Smolansky, que vienen con un fuelle distinto.  Sin embargo corren el riesgo de contaminarse. Lo otro es ese afán de aparecer, ese afán de ser en Venezuela es exacerbado, ahí todo el mundo quiere, yo soy, yo soy, mírame a mí, no sé qué, ¿hay gente que tenga profundidad de pensamiento de lo que se requiera en Venezuela? Yo no lo veo. Los que hay son viejos. Tú ves un Gustavo Tarre, ves a Claudio Fermín y ¡Claudio Fermín tiene un entendimiento! Pese a que ambos son mantenidos en la periferia (yo Alfredo Cedeño digo que ninguneados), son víctimas de eso que empezamos a hablar al principio, víctimas de esa molienda que montaron los grupos económicos. ¡Ojo! No lo debemos solo a los grupos económicos porque Caldera es un gran actor de este desastre y el mismo Carlos Andrés Pérez; aunque él se reelige con intenciones de cambiar, pero Caldera viene con toda la intención del 28, es un salto atrás violento en el asunto, porque además mata a su partido, le corta la cabeza a una generación formada, como la de Eduardo Fernández, Oswaldo, el mismo Gustavo. Venezuela perdió ahí su capital político que había venido conformando durante 40 años para entregárselo a un militarcete, lo llamo militarcete para no ofender a los militares, que tenía estiércol en la cabeza. La gente se molesta conmigo cuando hablo de Chávez, pero es que yo no puedo hablar de él de otra manera.”
        Nuestro interlocutor de hoy no piensa un instante para replicar ante el mundo militar: “Venezuela no necesita militares, hay que ir reduciéndolos, eso hay que enfrentarlo. ¿Un general que quiere seguir siendo presidente de Vencemos? No, usted es general, usted no puede ser presidente de Vencemos. Que yo soy presidente de Alcasa, no, usted no puede ser presidente de Alcasa porque usted no está preparado para eso hermano, ¿dónde está que un militar aprende a ser gerente?, entonces los tipos llegan y los ponen en Alcasa o lo ponen en Vencemos y lo primero que hacen es montarte un Estado Mayor que le cuesta  a la empresa carro, chofer, la querida, ¡No vale! Estas cosas hay que decirlas por todo el cañón, los militares tienen que volver a sus cuarteles, ¿que con eso no va a lograr que los militares voten por mí? ¡No importa!  No solamente tienen que volver a los cuarteles es que tienes que minimizarlos, no minimizarlos en términos de poder, sino en términos de lo que tú necesitas. ¿Cómo es eso que tú tienes mil generales chico? ¿Para qué? ¿Dónde está el ejército que nosotros tenemos para que tú tengas MIL generales? Si me hacen falta profesores universitarios, si me hacen falta maestros de escuela. ¿Por qué Finlandia es número 1 en educación en el mundo? Porque todo el mundo quiere ser maestro y ¿por qué todo el mundo quiere ser maestro?, ¡porque es donde más pagan brother! Si tuvieses una educación en Venezuela donde el maestro fuese bien pagado, donde el profesor fuese bien pagado tendrías a los mejores dando clases, ¿por qué tú no tienes a los mejores dando clases?, porque no pagas, entonces cuando tú vas a ver los cupos universitarios que sobran en Venezuela son los de Educación, ¡porque nadie da clases! ¿Cuántos profesores universitarios se han ido de Venezuela en los últimos años y por qué se van? Porque en Ecuador le pagan el triple, o en Colombia o Argentina le pagan el doble. Venezuela necesita inteligencia y no la tiene. ¿Cómo se hace la inteligencia? Tiene que un grupo de gente sentarse y decir cuál es la visión de país que nosotros queremos dentro de veinte años, cómo es ese país y cómo establecemos nosotros una estrategia para llegar a esa visión de país y con cuáles valores, con unos valores democráticos. Eso yo no lo veo, si existe no sé dónde está. Nos hemos limitado a cómo vaya viniendo vamos viendo”.
Ahora radicado en la capital española está: “escribiendo el libro El Evangelio de Chávez según Carrasquero, el anti apóstol. En el mundo hay un esquema de propaganda del cual he sido testigo: en Madrid fui a un evento de periodistas donde el que dirigía el evento, un venezolano, decía que en los países del ALBA había un respeto total a la prensa, y empezó a decir que cuando Caldera a Miguel Ángel Capriles lo metieron preso… está bien, eso es verdad, pero no me vengas a comparar eso con  los pocos de trancazos que le dieron a esta muchachita Carla Angola, o a los periodistas de Ultimas Noticias que les cayeron a palo, o los periodistas que han matado, ¿tú me vas a decir que en Venezuela no ha habido persecución a la prensa? ¡Por amor de Dios¡ Ante ese esquema global de propaganda que ha armado el chavismo alguien tiene que certificar y eso es lo que estoy haciendo: Por aquí pasó Chávez, este es el Chávez que yo conocí, al que yo veía sentado. A mí me hicieron una entrevista en CNN justo cuando Chávez vuelve, el 13 de abril e, 14, el 15, este señor Jorge Gestoso, él me pregunta: ¿Y usted cree que Chávez verdaderamente va  a rectificar? Le dije: NO. Bueno, ¿y por qué lo dice así tan rápido? Bueno, porque si usted ve el video nuevamente, después que él besa la cruz y tal, él dice: Yo los voy a hacer entender. Él no dice yo me voy a sentar a entender contigo, él no dice yo me voy a poner en tu posición; no, él dice yo voy a hacer todo el esfuerzo en que tú quedes en la posición mía, entonces él no va a rectificar, él lo que va es a tratar de seguir vendiendo su producto de otra forma y si no lo puede vender lo va a hacer como le da la gana. ¿Qué hace Chávez con los resultados de 2007? ¿Tú me vienes a decir a mí que Chávez era un demócrata? ¿Tú te sentías respetado por Chávez? ¿Tú te sentías tolerado por Chávez? ¿Tú te sentías reconocido por Chávez? No. Pero además de eso hay en el otro lado una inmensa improvisación, siempre hago referencia a un video que estaba en YouTube y lo tumbaron, ¡coño de la madre que no lo bajé!, ese es un video que alguien en la quinta La Unidad grabó con un celular y entra Enrique Mendoza, se sienta y dice: Si los otros salen a votar perdemos. O sea que ellos sabían el sábado antes del referéndum que iban a perder. Hermano ¿y tú no tenías un discurso preparado para eso?”

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días, Alfredo. Acabo de leer tu reportaje. Conozco personalmente a Carrasquero porque he estado varias veces en reuniones largas con él a lo largo de estos quince años. Me parece inteligente y bien enterado además de honesto en sus posiciones. No va más allá en esta entrevista, sin embargo, de lo que cualquier persona preparada puede decir hoy. Lamentos, críticas, pero ninguna propuesta seria para salir hoy de ese infierno ni librarnos del abismo horroso en el que vamos a caer con seguridad porque Dios no lo va a remediar, y es el único que lo puede hacer, mientras nuestros dirigentes decididamente no quieran remediarlo. ¿Cómo salimos hoy de esto? ¿Quién tiene la clave?
Lo que dice de Chávez es absoluta verdad. Y lo de Maduro igual. Conocí al sujeto cuando tenía dieciséis años y lo seguí por un tiempo hasta que yo me fui para Argentina y el muchacho no sé qué se hizo durante los dos años que estuve fuera del país. Era ya tan güe... como ahora y los compañeros le reían las equivocaciones y las brutalidades a lo que él respondía riéndose también. Un bufón de liceo al que todos toman el pelo pero por eso mismo se hace simpáticón.
Soy totalmente pesimista y con buenas y certeras palabras como las de Carrasquero no se salva un país del abismo.

Alejandro Moreno

AMM dijo...

Entiendo que cualquiera que se oponga a este régimen estará de acuerdo connlo que dice Carrasquero. Pero para mí como periodista lo másnovedoso es lo que dice de los militares. Yo le hubiera sacado más punta a eso. Es un trabajo excelente, como todos los que has hecho.