jueves, abril 18, 2013

MELODRAMA

La hicotea lo apabulló con dentelladas pacientes
él, con asturiana dignidad, soportó estoico
luego ambos trataron de escribir canciones
donde los arlequines fueron Tenorios desarmados
y las princesas damiselas torvas y desalmadas.

© Alfredo Cedeño

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien escrito Alfredo, te mando un abrazo fuerte.

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

Alfredo muy bueno, gracias por tus letras, un abrazo.

Mario Cesario

Anónimo dijo...

¡Dos que quedaron entrampados en sus tercas actitudes! Un abrazo.

Martha Alicia Lombardelli

Anónimo dijo...

Coño, Alfredo, algún día me explicarás de donde viene eso de "asturiana dignidad".

José Rico

Anónimo dijo...

Ja, esto está bueno, amigo. Abrazo

José Valle Valdés

Anónimo dijo...

Pero seguro, seguro, que pasaron una buena tarde.- La imaginación al poder, amigo Alfredo.- Un abrazo

José Rodríguez Infante

Anónimo dijo...

Más allá de bueno Alfredo, de verdad, va un abrazo fuerte.

Mario Islasáinz

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho Alfredo, sobre todo esa cuota de misterio y fina ironía, creo que has logrado una buena combinación de imagen, texto y pretexto para escribir canciones! un abrazo enorme

Maria A. Mónaco