sábado, agosto 31, 2013

RASTRO

Cada cual deja su marca sobre nuestro barro
ellas se cuartearán a golpes del ábrego y el sol
hasta hacerse fino e infinito polvo
y regresar como crudo polizón del olvido…
 

© Alfredo Cedeño


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta Alfredo, abrazo y favorito.

Amaia Villa

Anónimo dijo...

En tus versos has logrado plasmar una gran sabiduría eterna mi amigo y hermano. Siempre te has caracterizado en tu destreza de pintar con sólo un bolígrafo.
Abrazos y que Dios te bendiga.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado

Anónimo dijo...

Huellas de vida,
marcadas en el barro agrietado,
tatuadas de crema y ocre
para que sigamos sus pasos
hasta dar con nuestra más lejana historia.

Estas palabras me inspiró tu fotografía
Eres grande en tu maravillosa habilidad!

¡¡Abrazos de mil flores!!

María A López

Anónimo dijo...

Para no variar, amigo: me resultan estupendos. Abrazos

José Valle Valdés

Anónimo dijo...

Tú también dejas tu marca Alfredo. Hermosa fotografía e increíble. Y el texto no se queda atrás! Abrazotes para usted.

Araminta Solizabet Gálvez García

Anónimo dijo...

Versos concisos y rotundos, no por ello carentes de la plasticidad necesaria para plasmar un gran poema.- Abrazos

José Rodríguez Infante

Anónimo dijo...

Por mucho que una imagen diga mucho por si misma, el aderezo de la palabra le otorga vida, sin duda. Muy bellas ambas. Un abrazo.

Angeles Platas

Anónimo dijo...

Excelente dualidad don Alfredo, favorito con un abrazo.

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

Tus rastros textuales y visuales son impactantes, gracias amigo.

Renee Valqui

Anónimo dijo...

Pareciera que nos sabes algo querido Alfredo, noto que Araminta ya te incluyó, abrazos hermano, muy buenos de verdad.

Mario Islasáinz