jueves, agosto 22, 2013

DON JETA

Arremangó su descaro entre los nísperos
y lo refrendó con su bemba y sarcasmo,
el hocico de curva amistosa brilló
en medio de suaves y mullidas cáscaras,
al vecindario no le quedó mejor destino
y con paciencia de nazareno lo soportó.


© Alfredo Cedeño

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué cara! Como siempre entre bromas y veras consigues poner el punto de distinción.- Abrazos

José Rodríguez Infante

Anónimo dijo...

Alfredo, nos brindas algo universal muy a tu estilo, pues parece una máxima de vida coexistir con seres así, muy bueno hermano, abrazos muchos.

Mario Islasáinz

Anónimo dijo...

Me ha resultado muy simpático, amigo. Abrazo

José Valle Valdés

Anónimo dijo...

Este par está dialécticamente bueno, gracias.

Renee Valqui

Anónimo dijo...

La composición con sus colores, texturas y valores diferentes es muy buena Alfredo. Esta vez me quedo con la imagen que es muy buena en verdad. El nombre no me gusta, creo que predispone un poco y al ver la imagen no siento que concuerde con la ternura que veo en la imagen.
Abrazos.

Araminta Solizabet Gálvez García

Anónimo dijo...

Me gusta. ¡pero que carita de bueno le has puesto al jeta! Un abrazo

Amaia Villa

Anónimo dijo...

Me ha gustado "el jeta" Alfredo pero opino como Araminta y Amaia, tiene una carita de bueno...
Un abrazo

Mª Dora Méndez García

Anónimo dijo...

Buenas letras Alfredo. Saludos.

Jesús Fonseca Rodríguez

Anónimo dijo...

Contrastan colores y texturas sobre el fondo azul. Las palabras acompañan a la perfección.
¡¡Mis abrazos de flores!!

María A López

Anónimo dijo...

¡Alfredo me parece un bichito sumamente tierno entre los frutos.
Un gran abrazo,

Martha Alicia Lombardelli