martes, agosto 20, 2013

VERGÜENZA

Casi con verecundia el rocío se posó en ella
y salpimentó de cristales sus pétalos,
la mañana escapaba celestina entre centellas
para no aumentar el acceso de pudor…


© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me encanta.


Ylleny Rodríguez