martes, agosto 06, 2013

VERDURA

El otoño corrió a esconderse
y corazones hechos tréboles
redondos platos de clorofila
alanceados y ovalados signos
saltaron al ruedo a tomarlo
y hacer la primavera perpetua.


© Alfredo Cedeño

1 comentario:

José Valle Valdés dijo...

Me resultan estupendos —foto y poema—, amigo.

Fuerte abrazo