jueves, mayo 15, 2014

ROJA CRUZ

Pueden llover garrotes rojos
pero siempre habrá estrellas de cuatro puntas:
en una va la dignidad
en otra la gallardía
en esta el arrojo sin regresos
en aquella la confianza
y sobre todas: perlas de esperanza,
no faltarán efímeras cruces de cuatro brazos:
uno para el riesgo desbordado
otro de generosidad blindada
este para la libertad
aquel es donde manan los sueños
y arropándolos: el sudor de ángeles que luchan.

© Alfredo Cedeño 

No hay comentarios.: