sábado, mayo 03, 2014

HERALDO

Prolongada boca de augurios inconclusos
y ojos bordados con oscuros presagios,
en suelo yermo yace la libertad esmeralda
y su plumaje es de almas descuadernadas,
inocencia de muchacho mancillada
y rudo choque con el poder haciéndolo adulto,
largo clarín resonante que vemos venir
y ferales vientos que rondan las esquinas…

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Herminia Castro dijo...

Que bello .

Olga Baudilia Peralta dijo...

Es un poema bello, pero tiene un halo de tristeza. Gracias