sábado, octubre 08, 2016

ZAMACUCOS *

 
                La ciudadanía huérfana deambula a la deriva mientras los timoneles se bambolean al compás de la borrachera de legitimación que en algún momento les fue otorgada por vía electoral. Esa embriaguez se ha desarrollado de manera pública y notoria, como gustan de decir los que por vías legales presumen andar, sin que rubor alguno les tiña las caras. Es una secta donde militan tirios y troyanos, demócratas y autócratas, rojos y azules, revolucionarios y reaccionarios, civiles y militares. El carácter ecuménico de la intoxicación es indiscutible. 
                La más reciente batalla campal que presenció Venezuela por la botella legitimante fue el pasado 6 de diciembre, esa misma noche aparecieron con fanfarronerías de pavo real los nuevos dueños del cotarro legislativo. Al filo de la medianoche su principal vocero anunció con voz estentórea que esa nueva mayoría se dedicaría a “devolver la libertad a todos los presos políticos, a los perseguidos y a los exiliados”. Por su parte Miguel Rodríguez Torres, ex ministro de Interior, anunció: “Mi reconocimiento a los vencedores. Espero que el triunfo no los obnubile y los aleje del bien común”. Otro rojo que habló fue Freddy Bernal: "No es una derrota sino un revés electoral. Perdimos una contienda, pero no significa que el chavismo se haya acabado. Tenemos 20 gobernaciones, 240 alcaldías y 5 millones de votos duros. El chavismo nos aleccionó. Es hora de que el PSUV actúe con humildad, no con arrogancia”.
                Los ejemplos que pueden ser mencionados son algo así como el grito de guerra de Buzz Ligthyear: Al infinito y más allá. Las emanaciones no solo son electorales, a veces pueden ser producidas por afluencia de la ciudadanía cuando de manera espontánea llena las calles. En esas ocasiones vemos a las respectivas dirigencias saltar veloces a apropiarse de lo que ellas no han sabido construir.  Así hizo Chávez con el descontento de las bases adecas y copeyanas en 1998, que luego supo encauzar hacia un caudal de sufragios que le dio el poder. Luego lo vimos el muy mentado 11 de abril de 2002 que condujo a la salida del comandante galáctico por 48 horas del poder, así como los siguientes meses hasta agosto del 2004 cuando la incompetencia que le adversaba le permitió imponer su opción en el Referéndum Revocatorio de ese año.
                Ya he escrito en otras oportunidades sobre la dirigencia que en diciembre del año 2005 convocó de manera suicida a la abstención para entregarle la Asamblea Nacional al gobierno porque se sabían derrotados, y que resurgió en noviembre del 2008 arrogándose una movilización que ellos habían sido incapaces de cultivar pero si habilidosamente apropiar. Les encanta aquel viejo refrán de que cachicamo trabaja fabricando la cueva que luego será aprovechada por la lapa. 
                Es otra vertiente de la cual hay infinidad de ejemplos. Uno de los más recientes ya lo abordé semanas atrás y fue la convocatoria del pasado 1 de septiembre, y referí como vimos luego a la cofradía dirigente rasgarse las vestiduras y anunciar “su” triunfo organizativo que había hecho hablar a las calles de manera clara e inequívoca. Y contaron los pollos antes de nacer. Fue así como los vimos convocar para una supuesta “toma” de las sedes del CNE que terminó en agua de borrajas, y ante lo cual se hicieron los pendejos, dieron unos cuantos gritos de onanistas mal satisfechos para anunciar un triunfo que solo ellos pueden apreciar mientras la arruga sigue corriéndose y Gofiote Maduro con su combo siguen haciendo exactamente lo que les da la gana.
Ahora convocan a marchar el 12 de octubre.  Como bien pueden ver esta egregia estructura opositora se empeña en batallas de sombras chinescas que se llevan a cabo una vez por la cuaresma mientras los almirantes rojos siguen jode que te jode sin obtener otras respuestas como no sean declaraciones altisonantes. Una de las jugarretas más recientes fue la del nunca suficientemente denostado José Gregorio Vielma Mora, a quien muchos ensalzaron por su gestión al frente del SENIAT, pero de quienes pocos han querido señalar como pivote fundamental para la extorsión legal e ilegal contra toda la población. La última de este ilustre hijo de su madre fue anunciar que habrá suministros de alimentos de todo orden y en cualquiera sea la cantidad que se desee pero a precios internacionales.  Y la pelota le pasó rodando entre las piernas a la gran mayoría y una que otra voz clamó en vano.
A la par de semejante desamparo la gente se dedica a sobrevivir, ya el comentario que cada día se extiende más es: Son caimanes del mismo caño, nos buscan cuando les interesa que les pongamos el lomo y ellos poder subir.
Es un cultivo de rabia sorda que ha sido abonado generosamente por la irresponsabilidad de quienes dicen interpretar a la colectividad y pretenden imponerle su visión. Para ellos el tiempo no ha pasado y quieren seguir aplicando aquel slogan natal de la agencia publicitaria ARS y que hizo historia en aquella Caracas pueblerina de 1938: "Permítanos pensar por usted".  Parece que no terminan de entender que esta era de internet y comunicación instantánea no admiten pastores del pensamiento, son tiempos de interactuar y crear, de solucionar y caminar, de crecer y hacer historia. Venezuela nunca se ha arredrado para emprender sola largos andares…

© Alfredo Cedeño

*DRAE
zamacuco, ca
1. m. y f. coloq. Persona tonta, torpe y abrutada.
2. m. y f. coloq. Persona que, callándose o simulando torpeza, hace su voluntad o lo que le conviene.
3. m. coloq. Embriaguez o borrachera.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días, Alfredo. La foto, o la gráfica como dicen ustedes los periodistas, es estupenda y resume en sí misma todo el artículo. Yo no soy, o no quiero ser, tan pesimista ni tan mal pensado. Sucede que no hay cojones en la oposición para enfrentar lo que sólo de manera contundente e implacable se ha de enfrentar, como de manera dura e implacable actúan ellos. Le oí el viernes a Tulio Hernández en una reunión que no se debe hablar de oposición porque eso de oposición y gobierno es propio de una democracia y no estamos en eso. Hay que hablar de resistencia o cosa así. Los líderes de la MUD parece que todavía no saben donde están parados y no hay manera de convencerlos de lo que es esto. Hablan constantemente de la debilidad del gobierno, que no es un gobierno sino una revolución como se lo dijo bien clarito Aristóbulo, y yo no le veo ninguna debilidad. Se ilusionan con pajaritos preñados y dejan a todos los venezolanos en la desorientación y la tragedia.
Un abrazo.

Alejandro Moreno

Ana Filicia dijo...

De verdad que en este momento los Venezolanos estamos como aquellos niños que quedan huérfano de padre y madre y luego le matan a la familia adoptiva. Totalmente a la deriva. No me queda de otra que seguir esperando a que llegue la Justicia divina.