viernes, marzo 03, 2006

BANDOLERÍAS XXXVI

Dime la mentira más grande del mundo y ríete
para encontrar en la noche un ángel loco-loco
revoloteando como una cometa de caramelo
que se lleva a las garzas a encender el sol.

Enséñame las canciones de romper alcancías
para comprar una canoa llena de chocolates
y rompernos las panzas de carcajadas blancas
que puedan enseñar a la luna a brillar mejor.

Cuídame con tus pasos de autobús colorado
que pasa con mofas y carcajadas de felicidad
a llenar de soles nuevos a las avenidas chiquitas
donde un atún se asoma con un gato gordinflón.

Pero, por favor, mi amor, no dejes que los deberes
te amarren como un reportero triste sin prosa
ni que las canciones de intentos en rondas libres
se vayan rodando a ser un recuerdo de cuentos.


© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: