jueves, junio 07, 2012

REGRESIÓN


Mi niñez retorna en el cielo
con nubes hechas elefantes
cisnes que se derriten
fantasmas que asustan de día
y gatos saltarines en la luna.

© Alfredo Cedeño


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que hermoso.... mimar y consentir al niño es fortalecer al hombre.
Un abrazo.
Dora.

Anónimo dijo...

Es fantástico voltear la mirada al origen y descubrirse fortalecido.
Admirando tus textos siempre,
Guache

Roxana Torres Neira dijo...

Siempre es un placer leerte Alfredo.
Gracias.
Besos.