martes, junio 05, 2012

BARRA



El olor mañanero del pan es como el tuyo:
se riega por mis ganas con sutileza
para llenarme de hambre sin control,
se hace perfume de legumbre marina
donde se pierde goloso el equilibrio
con tajos de vientre descontrolado,
es un zarpazo de aroma terso pero denso
que me alebresta la boca con la textura
de la hogaza que crece al compás del calor.

© Alfredo Cedeño

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial, Alfredo. lindas metáforas y símiles. Versos rítmicos y acompasados. Toda una canción.

Javier Sachez

Anónimo dijo...

Me ha gustado Alfredo el canto a ese aroma y las sensaciones que has recreado. Un abrazo.

Amaia Villa

Anónimo dijo...

¡Hermoso trabajo, Alfredo! Saludos.

Juan Manuel Diez Clivillé

Anónimo dijo...

Dicen que el buen perfume viene en frascos pequeños, así son tus versos Alfredo,cortos pero que llegan y llenan al alma con su sabor....me gustó leerte.

Minerva Baltazar

Anónimo dijo...

Muy insinuante tu poema. Me gustó!
Sé el efecto glotón que suele desatar el olor del pan recién sacado del horno...
Irresistible!! Buena comparación!!

Begoña Zuber

Anónimo dijo...

Precioso y original Alfredo! Me encanta la foto, tu poema me abrió el apetito, que bella inspiración el pan. Abrazos.
Soraya Villal

Anónimo dijo...

La verdad Alfredo, cuanto te pagaron Los panaderos de la esquina?,ja,ja hasta aca lo pude oler,vivido y sutil,..(lo siento por mis acentos), abrazo.

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

¡Que impresionante foto! Sentí unas ganas terribles de morderlo y tu texto es la perfecta conjugación para esa delicia de pan bendito. Muy hermoso Alfredo. Abrazos.


Araminta Solizabet Gálvez García

Anónimo dijo...

Me ha gustado, aunque alebresta me ha dejado un mal sabor de boca, saludos.

Nuria de Espinosa

Anónimo dijo...

Hermosa composición de imágenes y olores, me gustó mucho.
Mónica Siabato

Anónimo dijo...

genial... original ... me encantó!!

Gabriel Falconi

Anónimo dijo...

me encantó!! es intenso y equilibrado, muy bueno! tambien es la primera vez que leo alebresta.Gracias, un abrazo!
Maria A. Mónaco

Anónimo dijo...

"se riega por mis ganas con sutileza
para llenarme de hambre sin control",

qué bonito, por favor...
Saludo,

M. Lorena Lucas Moreno