sábado, julio 20, 2013

BRECHAS

Una bacanal de bocados se les estampó rabiosa 
y la inocente tersura sólo supo dedicarse a recibir la alegría del sol…


© Alfredo Cedeño

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre hay alguien con mucha hambre y no come, devora...

Zafira

Anónimo dijo...

En el detalle de una hoja, has encontrado poesía.

Lola

Anónimo dijo...

!Maestro, muy bueno! Un abrazo.

andre laplume.