sábado, julio 27, 2013

RUBOR

Los botones fueron mensajeros encendidos
y anuncios de pecho empinado sin vueltas,
al fondo una cruz gualda abrió sus brazos
de resignada campechanía con cortos retos,
juego con delicados contrastes sin matices
y mazo floreciente del ocaso en las macetas.


© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias amigo. Un abrazo grande como tus letras.

Andre Laplume.