sábado, julio 06, 2013

HOJAS

Cinco puntas inconclusas flotan bajo el árbol:
eran aspas de un molino verde para el viento
y gemido sin aspavientos de la mañana gris,
serán ocres sellos desintegrados en el suelo
o mudo polvo molido por zapatos y sandalias,
pero ahora son una lluvia de estrellas danzando
entre los trinos pegajosos de los turpiales.


© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Hermoso!

Lola.

Anónimo dijo...

!Qué bonito, es un placer renovado poder leerte!!!
Tengo una vieja palta frente a mi escritorio que es muy similar a la que muestra tu poema. Un abrazo grande.

andre laplume.