martes, abril 21, 2015

SIESTA

En el absurdo abismo de los olvidos
me cubro con la capa de las amapolas
y alzo mi tierra natal nunca yerma
a la altura de los ojos de la espera
hasta que caigan marchitos los peligros
y navego por el viento con un albo potro
cruzando los tejados en las ventanas.


© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: