jueves, abril 23, 2015

SOPOR

Una cabeceada frente al mar permite que los sueños naveguen
la caña se cimbra ante la inmensidad de los azules,
infinitas bóvedas de celajes entreabiertos para nacer y morir.


© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: