lunes, diciembre 18, 2006

ALGUNAS VECES

Cuando la vida me hace sentir como una mierda
y la calle me pesa hasta en la sombra
y la alegría es un recuerdo bastante lejano
y los colores son una figuración que hubo
y la música es un retorno perenne a requiems
y el dolor está divagando eterno encima del lecho
y las piernas solo sirven para alejarse raudas
y las uñas llegan para lastimarme la espalda
y los dientes apenas me dejan probar al pan
y las maromas son una máscara desafinada
y los delirios sólo se acercan a cercar la paz
y las sogas se asoman a tentar aromas suicidas
y los olores son cercos deudores de las horas
y el mar es una retahíla de rumores sordos
y la montaña es un laberinto melancólico nublado
y las horas son un molino donde molerme;
en esos precisos momentos de desastres purpúreos
me llegan tus besos de almendras con yogurt fresco
y la vida se vuelve una orgía de tus besos desparpajados
y la tristeza hace sus maletas con extremada rapidez
y los matices del suelo me llegan llenos de romero y albahaca
y el llanto es una cortina para esconder carcajadas
y los caminos siempre me llevan a tus dedos de cítara
y los dientes son compases marcando mordiscos suaves
y los días son segundos entre tus piernas danzando
y las cuerdas arrastran reatas de consuelos libidinosos
y los parques son un carnaval de amores encontrados
y tus ojos me cambian las avenidas en romerías
y la madrugada me apoya tus caderas en el alma
y los valles de tu ombligo me llevan a un retozo perpetuo
y los ríos se dejan caer en tus pezones de albaricoque
y la vida me regala tu ternura que me sabe a maravillas
y se me abre la noche con tus destellos de luna limpia…
me detengo a olerte con hambre de mendigo
para encender las maromas de las centellas en un médano
para desembozar tus ganas resucitadas en mi pelvis
para naufragar en tus muslos con navegación insolente
y dejarme caer sin demoras en tu angustia vital de lirio.

® Alfredo Cedeño

5 comentarios:

luna dijo...

Gracias mi amor!

Luna

Anónimo dijo...

Cuando la vida me hace sentir como una mierda? No culpes a la vida de lo que haces...no es ella, son tus acciones. Pero que bueno que hay alguien que te cambió la vida, quizas con ella si seas sincero...

Anónimo dijo...

Te felicito Alfredo.. es una excelente composiciòn en la que has sabido manejar en la que has sabido manejar los dos tiempos... se iluminan tus letras en el momento preciso como surge el amanecer con la llegada del sol..
Excelente!!
Aprovecho para desear una feliz navidad a todos los compañeros de la metalista.. Que Dios les siga colmando de bendiciones y nos permita seguir compartiendo composiciones como este nuevo poema de Alfredo.

Raúl Sarabia

Anónimo dijo...

Algunas veces..cuando la vida nos llama a la reflexión, Dios nos toma con su manto y nos muestra lo frágil que somos y en ese momento la "triteza hace sus maletas con extremada rapidez" (y nos ampeñamos, en no ser como niños sin mascaras).
Me quito el sombrero ante tan bonito poma. Que la magia de Dios nos ilumine. Soledad

Anónimo dijo...

Pesa mucho Algunas veces... pesa mucho. Ese perfume que impregna la piel y que se vuelva hambre. Esa hondura que es mi loto sagrado y que se acerca apenas con un temblor a su navío. Ese desfallecimiento hacia su declive en una llama gozosa... que alumbra la luna que hoy comienza.
Una buena vida para usted.
Ch.