lunes, enero 24, 2011

ROBO DEL NIÑO

En algunas poblaciones de Los Andes de Venezuela, centenares de kilómetros al oeste de la capital venezolana, se conserva la tradición de “Robo y búsqueda del Niño”, la cual celebran algunos a partir del primero de enero y hasta el Miércoles de Ceniza; otros limitan la festividad desde el primero de enero hasta el 2 de febrero, Día de La Candelaria.
Hay quienes llaman a esta celebración “Paradura del Niño”, pero ello es rechazado por otros quienes afirman que son dos fiestas distintas. Lo cierto es que ayer domingo 23 de enero, estuve en San Pablo, una comunidad campesina en vías de integración citadina, ubicada en las afueras de esa babel occidental del estado Trujillo en que se ha convertido Valera.
Varios días atrás un grupo de “delincuentes” se había robado del nacimiento de doña Delia Mejías al Niño Jesús. Y ayer desde temprana hora se congregaron en su casa numerosos niños que se ataviaron y maquillaron como pastores, ángeles, Reyes Magos, María y San José, para ir a rescatarlo de donde lo mantenían raptado.
Al compás de instrumentos de cuerda y tamboriles, el grupo de niños salió a los caminos del campo manteniendo viva una tradición que regaron con sus gestos de pureza conmovedora.
Confieso que hubo momentos en los que debí “auto-sacudirme” para poder fotografiar a un ángel escapado del cielo que deambulaba, estrella en mano, por estos senderos. Tuve que superar mi natural apendejeamiento para tratar de hacer algunas imágenes que asomaran esta manifestación conmovedora de una cultura, que cada vez se nos desmigaja más y más en las narices y que pareciera ser irreversible... Salvo que uno ande por estas montañas trujillanas y pueda emocionarse ante la fe militante de estos hombres y mujeres que van transmitiendo a los pequeños el orgullo de pertenencia a una tierra maravillosa.

© Alfredo Cedeño

























(c) Alfredo Cedeño

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Las imagenes que tomastes revelan la fuerza que sostiene una cultura. El valor de las tradiciones arraigadas a la tierra y una fe que mira a las estrellas. Por eso dificilmente se perderá mientas esos niños mantengan la tradición. Aníbal

Anónimo dijo...

Que foto tan bella la 1 y la 3...

Dsfrutarias mucho tomar el evento de la tradicion Las Turas que se efectua en Maparari,, en la sierra falconiana! Elshy..

Magda dijo...

Que Hermosas fotografias, que bueno saber que aun se mantienen esas tradiciones, con la inocencia y el fervor de años atras. Gracias por regalarnos este detalle....