domingo, mayo 29, 2011

TRUJILLANEANDO 04 (El Golondrino)

Trujillo nació en Escuque; allí fue donde los exploradores ibéricos trataron de instalarse por primera vez en estas tierras. El extremeño Diego García de Paredes llegó allí con sus bártulos y sus prosélitos, a plantar banderas y agarrarse lo que no era suyo. A fin de cuentas, esa es la esencia de toda labor conquistadora, pero eso ya es harina de otro molino al que le arrimaremos agua en otro momento.
A sabiendas o a las charadas, lo cierto es –y de ello se han ocupado en demostrarlo varios señores de esos que se ocupan de averiguar la vida ajena y a quienes llaman antropólogos- que el ibérico se quiso ubicar donde existía una especie de metrópolis indígena, de escuqueyes para más puntualidad, que hasta un templo tenían para honrar a sus dioses.
En el panteón de aquellos ancestros prehispánicos tenía lugar preferente la diosa Icaque, o Icake, o Ikake, o como más le guste a usted escribir porque la pronunciación viene a resultar siempre la misma.
Juan de Castellanos en su Elegía de varones Ilustres dejó asentado:
Icaque se decía y era diosa
Que de bulto tenían retractada
En casa de tres naves espaciosas,
De grandes y menores frecuentada;
Hacíasele fiesta generosa
(A tiempos y por días) señalada

¿Qué pitos o flautas tocaba ella en esto que cuento hoy? Allá voy. Hoy en día en las afueras de Escuque, hablamos de unos siete kilómetros al oeste de Valera, está el parque El Golondrino, al pie del cerro Garapao. En este parque hay unas cuevas que aseguran fueron vastos yacimientos arqueológicos saqueados en su totalidad pero al que no pudieron despojar de sus leyendas.
La cueva más grande de este sitio tiene cubierta su entrada principal por una cascada monumental que ruge con ancestral hermosura. Los indígenas aseguraban que esa era la cabellera de Icaque…
¿Cómo hace uno para no sentirse endiabladamente orgulloso de ser hijo de un país donde la poesía es una brisa que mece el alma? ¿Cómo carajo se hace para no ser un petulante que muestra con orgullo estos rincones de esta Tierra de Gracia?

© Alfredo Cedeño









1 comentario:

Anónimo dijo...

muy lindas las fotos y todo lo que escribes