jueves, julio 14, 2011

LUNA



Aquí las nubes bajan y se hacen alfombra,
también dejan agua en medio del camino
como una borrasca violeta de espejos infinitos.

Aquí los charcos son lagunas frágiles y brillantes,
donde las tardes se acicalan con coquetería
de chiquillas que aprenden a vivir su sensualidad.

Venezuela es una hoja que se mece sensual,
y una canción que se va escribiendo a diario
con la engañosa paz que esconden sus relámpagos.

© Alfredo Cedeño

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso

Blanca dijo...

Alfredo eres privilegiado porque acudes al encuentro de la combinación poema-fotografía para dar como resultado una especie de pócima mágicamente hermosa... metáforas-imágenes muestran esa atmósfera sutil que revela sólo en el silencio y la quietud del goce al contemplar el entorno, incluyendo el espíritu de quien pasea la mirada y que se hace uno con lo observado.

Anónimo dijo...

Simplemente...."Sublime"
gracias amigo
Elizabeth