martes, julio 19, 2011

ACOPIO



Esta montaña de sombras luminosas
me sumerge en canciones cerriles,
me eleva sobre mis melancolías.

Este pedazo de corazón andino,
Plegaria trujillana de gestos ingenuos,
me conmueve más de lo que quisiera…

Verde cuchillada que corta la luz
en una hoja esbelta y gesto sinuoso
como la boca de estas hembras suaves.

Senda de oscuros pudores empedrados
que cabalgan la luz acechante
y retoza como una liebre silvestre

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: