jueves, septiembre 08, 2011

GALENO



A Gerardo Lozada Carrillo,
mística hecha médico...


Para tu dolor no tengo piedad
sólo la rabia sanadora
de no tener ya tu cura,
la impotente certeza
de un viaje a tumbos y a ciegas
buscando levantarte de ahí,
la esperanza de entregarte
con mis manos y ganas
el derecho a pararte, andar y bailar.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

.