jueves, septiembre 01, 2011

LABRANTÍO




Que estos cachos sean grieta de la tierra
y llanto de buey hecho legumbres,
que me deje arrancar espinas y abrojos
con la canción de las pezuñas,
que me entregue el griterío de Venezuela
flotando sobre las montañas,
y que mis ganas sueltas sigan retozando
como las barajas de mi fiesta en la plaza.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me encanta esta perspectiva!! Una maravilla, como siempre.