jueves, noviembre 03, 2011

PAISANITO



Pongo tres granos mínimos en el viento
que pongan paz en este mar de cañas quebradas
que repongan verdes sobre este sudario de cenizas
que traigan ilusiones de una cosecha amplia.

Arrojo tres de mis inocencias con todas mis ganas
de jugar con la brisa y la lluvia por entre el barbecho
de sembrar un esperanzo que nos de muchas frutas
de crecer rápido y dar zancadas de venado por el cerro.

Son tres semillas las que echo en la mano de Dios
para ver manar las espigas a chorros de los surcos
para sentir los guiños de la vida en mis dedos
para saber que mis juegos también son labores de amor.

© Alfredo Cedeño

3 comentarios:

ceci dijo...

demasiado hermoso, esas son las generaciones que sobrevivirán las que aman la tierra.

Anónimo dijo...

Son tres las semillas que Dios sembró en tu corazón, para hacer brotar palabras, que brotan en los surcos de tu corazón...Entre guiños y sonrisas....Abren en medio del camino la Fe, la esperanza, el amor......en la sonrisa del niño que llevas dentro

Anónimo dijo...

Son tres las semillas que Dios sembró en tu corazón, para hacer brotar palabras, que brotan en los surcos de tu corazón...Entre guiños y sonrisas....Abren en medio del camino la Fe, la esperanza, el amor......en la sonrisa del niño que llevas dentro