sábado, mayo 26, 2012

BABOSEADO

Le han dicho tantas cosas
que ya huye cuando lo miran,
se esconde de prisa
antes que comience el torneo de ridiculeces
con que suelen torpedearle
y deja un reguero de arreboles soberbios
como muestra airosa de su desplante.

© Alfredo Cedeño

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Simple y a la vez exquisito,...Un abrazo celeste y blanco.ELCRUZADO

Anónimo dijo...

!! Sí señor!!. Excelente. Un abrazo, andre laplume.

Anónimo dijo...

Simplemente,....
de buen talante,..
echando una última mirada,...
hacia el horizonte, ahora umbrío,
se sumerge en el arrebol intenso del fin del día.
en un instante,
se ha escondido. Un abrazo, estimado Alfredo.

ELCRUZADO

Anónimo dijo...

Me ha gustado Alfredo y además me ha hecho buscar la palabra "arrebol" que no conocía y eso me ha hecho entender la conexión con la imagen. Un abrazo y que disfrutes de atardeceres preciosos.


Amaia Villa