martes, mayo 29, 2012

RESCATE


Con mimo, astucia  y zalemas
dijo quererlo hasta el delirio
y por ello lo celaba de su hijo
y hasta de las fotos que se hacían…
él con paternidad torpe asintió.
Ahora que a ella se le pasó el capricho
es su hijo quien lo quiere
sin aspavientos ni espejismos
y recoge su abandono…
con ternura filial que lo avergüenza.

© Alfredo Cedeño

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Una perfecta composición, el encuadre de las ramas me parece perfecto. El texto no se queda corto. Muy bueno, Alfredo

José Rico-Villademoros Gamoneda

Anónimo dijo...

Me ha encantado Alfredo, especialmente "sin aspavamientos ni espejismos" y "con ternura filial que lo avergüenza". Una historia y muchos sentimientos en pocas palabras. Un abrazo y mi favorito.

Amaia Villa

Anónimo dijo...

Un placer leerte, saludos.
Nuria de Espinosa

Anónimo dijo...

Muy bueno, Alfredo. Saludos.

Juan Mireles

Anónimo dijo...

Impresionante foto Alfredo. Saludos

Araminta Solizabet Gálvez García

Anónimo dijo...

Muy lindo, un placer leerte

Gabriel Falconi

Anónimo dijo...

Solo alguien que ame a la naturaleza puede escribir como tu escribes,felicidades amigo!

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

Que bello Alfredo!, la familia, nuestro amor incondicional, esas son las únicas cicatrices que se curan perfectamente. Abrazos.

Soraya Villal

Anónimo dijo...

Hola querido Alfredo, saludos.

Eres especial y genio para poder escuchar el canto de las aves, poder interpretar cada nota que sale en alabanza y escribir como es todo tu arte, el verdadero diálogo que por ti pude también percibir.

Excelente imagen y texto caballero.

Rodolfo de Jesùs Chàvez Mercado

Emely dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.