jueves, mayo 10, 2012

FATIGA



Amanezco en la Caracas natal
con el corazón reventado
queriendo cambiar los sollozos de mi hijo
por todas mis inútiles batallas perdidas de amor.

Camino bajo un sudario de lluvia
y un reguero de monedas que salta sobre las aceras
se convierte en una calzada
por la que poco a poco regreso a la nada.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Emely dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.