martes, agosto 14, 2012

CORCEL


En sus cascos de noche brilló el sol del galope
y hendió el camino con mil chispas y centellas,
sus remos se hicieron flejes de vuelo perenne
para que el jinete se ganara la libertad del viento,
sobre el pellejo las manchas de leopardo marcaron
el salto feroz del vuelo entreverado a ras de suelo,
y en el lomo portó al heraldo embriagado de tolvanera
que fue remolino, y regó relinchos sobre el llano.

© Alfredo Cedeño

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes la inmensa genialidad de plasmar en letras imagenes contundentes. Maravillosa mirada.

Natacha González

Anónimo dijo...

Precioso!

Ylleny Rodríguez

Anónimo dijo...

Alfredo ¡Bello poema sobre el corcel!

Versos que me gustaron:

sus remos se hicieron flejes de vuelo perenne

para que el jinete se ganara la libertad del viento,

Un abrazo.

Martha Alicia Lombardelli

Anónimo dijo...

Magnifico Alfredo, tengo el impulso de comaprtir parte de uno de mis poemas...

entre tulipanes y azucenas
sonrientes y bellas doncellas
al galope del corcel
entre amores y violetas.

Nuria de Espinosa

Anónimo dijo...

Alfredo hermosas metáforas e imágenes en palabras. Este poema es como un cuadro. Muy bello. Un abrazo compañero.

Alejandra Pérez

Anónimo dijo...

Excelso, bueno y breve. Felicitaciones. Esta obra es de grande belleza porque en sus figuras de lo bello, figuran: lo sublime, lo lindo, lo gracioso. Todo esto encierra una idea de animaciòn, vivacidad y movimiento.

Felicitaciones.

Rafael Merida Cruz-Lascano

Anónimo dijo...

Muy bonitos tus versos Alfredo, expresan esa comunión del hombre y su compañero de tantas andanzas... pero tambien me surge la idea de que nuestra imaginación es el corcel de ese poeta que llevamos dentro, quien sabe Alfredo... quien sabe... un abrazo!

Maria A. Mónaco

Anónimo dijo...

Una auténtica delicia de imágenes descriptivas que llevan la mente al lugar y momento descritos. Coincido con Martha Alicia en los versos cumbres. Un abrazo.

Antonia María Carrascal

Anónimo dijo...

Muy bueno, también la fotografía. Un abrazo, Alfredo.

Juan Mireles

Anónimo dijo...

De muy buen gusto, amigo. Abrazo

José Valle Valdés

Anónimo dijo...

muy bonito.
Un abrazo

Maria Goñi Gozalo

Anónimo dijo...

Corcel... Caballo ligero de mucha alzada y así lo destaca la foto, pura naturaleza indómita, "en el lomo portó al heraldo embriagado de tolvanera
que fue remolino, y regó relinchos sobre el llano."

Zafira

Anónimo dijo...

Veloz como las letras que trotan entre las patas del corcel, buen trabajo, saludos.

Ismael Gulle

Anónimo dijo...

Borrar comentario
Relinchando como un potrillo, interesante, salutte.

Sito Sanchez

Anónimo dijo...

Alfredo, qué manera de escribir!! una sucesión de imágenes que se meten y colorean el alma. Un abrazo.

Roxana Torres Neira

Anónimo dijo...

Hermoso Alfredo, un abrazo grande

Amaia Villa