jueves, agosto 30, 2012

CABALGADURA


Hija, mujer y caballo van conmigo
unas atrás y el otro debajo
acompasados todos en bajar la cuesta
hacia un mundo que nos queda la mar de lejos.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Amaia Villa dijo...

Me ha encantado "hacia un mundo que nos queda la mar de lejos" ¡cuánto dice esa frase¡

Un abrazo
Amaia