sábado, agosto 04, 2012

POSTRIMERÍA


Hubo tiempos mucho mejores
como heredera de caudillajes
donde la plata relució con orgullo
y se exhibía con arrogancia altanera,
ahora es sólo recuerdos marchitos 
que divagan entre cortas miserias
de añeja porcelana quebrada
y noble latón esmaltado desportillado,
se quedó enredada entre tejidos grises
que alguna vez fueron albos
como nubes de mañana montañera
y sin querer ver la bastarda decadencia.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Algunos días nos sentimos así como esa imagen, recordando lo que fuimos y creemos aún ser.

Tristemente hermoso
Saludos.
Dora.

Anónimo dijo...

Tienes que publicar!!!!

Ylleny Rodríguez